Unboxing

Amazfit2

Tengo el placer de poder enseñaros y contaros mi experiencia después de un mes de uso de este Amazfit Verge. Por ello me gustaría agradecer una vez más a la tienda Vayava por habernos prestado este reloj inteligente. El precio de este dispositivo en España suele ser de 135 euros, lo cual hace que sea un reloj bastante económico si comparamos con otras marcas.

Os dejo por aquí el enlace de compra para que podáis echarle un vistazo:

Link de compra de Vayava

Este dispositivo está disponible en tres colores: Negro, Azul y Blanco. En esta ocasión nos han enviado el que, en mi opinión, es el más feo, el blanco. Viene en una caja cuadrada, de dimensiones 12.5 cm de largo x 12 cm de ancho x 6 cm de alto con el nombre de la marca y la imagen del reloj en la parte frontal. En uno de los laterales viene el contenido de la caja y la compatibilidad con otros smartphones. En el otro indica que ha superado los controles FCC y da algunas advertencias sobre el dispositivo. En la parte trasera están las diferentes especificaciones del reloj y una lista de sellos, como por ejemplo el de Bluetooth, CE, FCC, reciclado etc.

Según abrí la caja, encontré el reloj inteligente. Debajo y accediendo por el lateral, estaba el compartimento del cargador y el manual de instrucciones. Este pequeño manual está en varios idiomas, inglés, español, árabe, chino, coreano y algunos idiomas más que no soy capaz de reconocer.

El cargador es de forma semi esférica con 4 pines y conexión USB para conectar a un ordenador. La tensión que proporciona al reloj es de 5V y 0.7 A.

Video unboxing

Software

Unnamed2

Primeramente, me gustaría comentar que este Amazfit Verge es compatible con dispositivos Android 4.4 en adelante y dispositivos iOS a partir de la versión 9.0. También me gustaría dejaros en el siguiente enlace el manual de este reloj inteligente para que podáis ver de primera mano todas las características y las funcionalidades.

Manual en español del Amazfit Verge

Primeramente y para poder configurarlo como es debido habrá que descargar la aplicación en el smartphone. Una vez instalada, lo mas probable es que reciba varias actualizaciones del sistema operativo del reloj. Este proceso tardará unos cuantos minutos. He de decir que los desarrolladores siguen trabajando en mejorar este sistema porque en todo el tiempo que lo he tenido he estado recibiendo actualizaciones de corrección de errores e incluso le han añadido varios idiomas más.

Los idiomas que incluyen este reloj son chino e inglés, sin embargo y como decía, en cuanto actualicemos el sistema a través de la aplicación, podremos disfrutar de varios idiomas adicionales como el español, italiano, francés, alemán y el ruso.

Gracias al sistema operativo que incorpora podremos movernos de una forma muy sencilla y muy fluida entre las diferentes pantallas. Como es de esperar y como casi todos los relojes inteligentes, podremos recibir las notificaciones del smartphone en nuestro Amazfit Verge siempre que tengamos conectado el bluetooth. También podremos realizar llamadas o contestarlas, sin embargo, es algo que no os recomiendo y más adelante os explicaré el porque.

Creo que este Amazfit Verge está pensado principalmente para la realización de actividades deportivas. Incluye varios deportes para practicar al aire libre o incluso deportes de interior. De esta manera podremos monitorizar todas nuestras pulsaciones, tiempos, recorridos etc. Por ahora los deportes que incluyen son: correr, caminar, ciclismo al aire libre, cinta estática, ciclismo en estática, elíptica, montañismo, senderismo, esquí, tenis, futbol y salto a la comba.

Cuando queramos iniciar una actividad de las mencionadas tendremos que ir al apartado de actividad y seleccionar el programa adecuado. Las únicas tareas que no requieren de activación son las de caminar o correr al aire libre. En el momento que detecte que llevamos 7 minutos con la actividad, nos avisará de si queremos activarla para que inicie a monitorizar todos los parámetros.

El reloj también recoge la información del sueño. Podremos saber a qué hora nos quedamos dormidos, a qué hora nos despertamos o cuanto tiempo hemos estado con un sueño profundo. Me gustaría comentar y que de la misma manera que la Mi Band, esto solo entra en funcionamiento en cuanto se acerca la noche.

Otras funcionalidades que ofrece el reloj son las de visualizar el tiempo que va a hacer durante la semana llegando a saber la temperatura mínima y máxima.

Presionando sobre la pantalla personalizamos la esfera. Podremos variar entre las 11 esferas personalizadas que incluye este Amazfit Verge. No obstante, hay diferentes tutoriales en internet para incluir varias esferas más. Os dejo por aquí alguna página web donde podréis descargaros algunos “faces” bastante interesantes.

Otras aplicaciones que incluye son la brújula, alarmas y cronometro.

También podrás añadirle música y reproducirlo desde el Amazfit Verge gracias a su pequeño altavoz. Aunque como todos sabemos es mejor vincularlo a unos auriculares Bluetooth para escuchar la música claramente e incluso ahorrar batería.

Aplicación AMAZFIT WATCH

Aunque es compatible con la aplicación de Xiaomi, la “Mi Fit” que es la que se utiliza con las Mi Band, he estado probando la recomendada por el propio fabricante, la Amazfit Watch. Está disponible en la tienda de aplicaciones Google Play y App Store y podrás descargarla gratuitamente.

En cuanto la aplicación esté instalada, tan solo deberemos registrarnos con un correo electrónico, o con la cuenta de Google, Facebook, Line, WeeChat, o la de Xiaomi. Deberemos incluir nuestros datos físicos en la cuenta de Amazfit como estatura, peso y edad y seleccionar el dispositivo que queremos vincular, que en nuestro caso es el Amazfit Verge. La aplicación es muy intuitiva y fácil de utilizar, muy al estilo de la “Mi Fit”. Sin embargo, creo que aporta información más detallada.

Amazfit Verge / Xiaomi Mi Band 3

A continuación, os mostraré dos capturas de pantalla para que podáis comprobar la diferencia de pasos y de actividad de sueño recogidos el mismo día con este Amazfit Verge y la aplicación "Amazfit Watch" y la Xiaomi Mi Band 3 con la aplicación "Mi Fit". Como veréis no hay mucha diferencia.

Diseño y Materiales

Con este nuevo reloj inteligente, el fabricante Amazfit ha colocado en el mercado uno de los ”wereables” más interesantes del mercado. Principalmente por su bajo precio y su gran utilidad.

Este Amazfit Verge tiene un acabado en plástico y un diseño poco atractivo. Sin embargo, proporciona una dureza y una rigidez con la que podrás estar tranquilo ante cualquier golpe que le puedas dar, gracias también a la protección Corning Gorilla Glass 3.

Tiene certificación IP68 que aporta la máxima protección contra el polvo e inmersiones completas y continuadas en agua. A pesar de ello, no cuenta con ninguna actividad de agua por lo que llevarlo a la piscina en mi opinión es completamente ridículo.

Tiene una pantalla táctil circular, de tipo “Amoled” con unos colores buenos. Tiene una esfera circular de tamaño de 1.3 pulgadas con una resolución 360 x 360 pixeles que está muy bien. Cuenta con un sensor de brillo automático, que ajusta el brillo máximo de manera correcta, sin embargo, el brillo mínimo en la oscuridad, en mi opinión, es muy alto.

Las dimensiones de este Amazfit Verge son de 43 mm de ancho x 43 mm de alto x 126 mm de grosor y un peso aproximado de 45 gramos.

Como decía, una pantalla de buen tamaño y, desde mi punto de vista, de buena calidad. Podrás practicar cualquier tipo de deporte y comprobar todos tus parámetros ya sea bajo el sol del mediodía o bajo los focos del gimnasio. Además, un detalle importante y que parece que algunos smartphones suelen “meter la pata”, es que podrás ver la pantalla incluso con gafas polarizadas.

En la parte del marco frontal del reloj, tiene unos pequeños detalles de color rojo, para indicar los cuartos. En el lateral derecho, hay un botón en color rojo que servirá para acceder al menú, o desbloquear la pantalla. Justo al lado está el micrófono, por si queremos realizar llamadas. En la parte izquierda, hay una pequeña abertura donde está situado un pequeño altavoz.

Las llamadas recibidas no son de mucha calidad. La falta de sonido dificulta el entendimiento en la llamada. Además, y por lo que he podido comprobar, el micrófono del reloj introduce mucho ruido y llega a ser una conversación muy incómoda.

En la parte trasera, centrado está el lector de frecuencia cardiaca muy similar al que podemos encontrar en otras pulseras o relojes cuantificadores. Y alrededor están los 4 pines de carga y una inscripción que nos dice el modelo de este Amazfit Verge, el número de serie, donde está fabricado y que lo ha diseñado Huami.

El lector de frecuencia cardiaca funciona de la misma manera que otras pulseras cuantificadoras. No puedo comprobar la precisión exacta, pero al compararla con la Mi Band 3 obtenía un resultado similar.

A pesar de su feo aspecto, la correa de goma es muy cómoda, mucho más, diría yo, que la de la pulsera cuantificadora Mi Band 3 de Xiaomi o incluso que las de otros relojes con correas de cuero.

Potencia y Hardware

Un apartado del cual no hay mucho que decir. Prácticamente todos los relojes inteligentes comparten las mismas características hardware desde los primeros “smartwatches” en el 2014 como puede ser el LG G watch o el Samsung Gear Live.

Este Amazfit Verge tiene un procesador de doble núcleo a 1.2 GHz. También cuenta con una memoria RAM de 512 MB y 4 GB de almacenamiento interno, de los cuales el fabricante asegura que quedan disponibles 2.43GB para el usuario. A pesar de tener un hardware “muy modesto”, he de decir que rinde muy bien. Los cambios entre pantallas y entre actividades los hace rápidamente y no he notado ninguna falta de fluidez.

Seguramente el fabricante no haya optado por añadir más almacenamiento interno en el reloj, ya que muchas de las personas en la actualidad cuentan con planes de música online tipo Spotify o Prime Music. Sin embargo, creo que no les hubiera costado mucho incluir al menos 8GB.

Conectividad

Como ya he mencionado este Amazfit Verge es compatible con dispositivos Android 4.4 en adelante e iOS a partir de la versión 9.0 o superior. Se conecta a los dispositivos gracias a su conexión Bluetooth 4.0 BLE de bajo consumo. Me parece un pequeño error que no hayan incorporado la versión 5 de Bluetooth, a estas alturas creo que es lo mínimo exigible para cualquier dispositivo.

También incorpora conectividad WiFi en la banda tradicional de 2.4GHz gracias al protocolo de estandarización IEEE 802.11. De esta manera podrá sincronizar algunos datos y ajustes directamente desde la red de área local, como por ejemplo el tiempo.

Es compatible con el posicionamiento GPS y Glonass, por lo que podrás realizar actividades al aire libre y comprobar el recorrido que has hecho. Aunque se puede ver en el reloj, creo que es más cómodo verlo a través de la aplicación del móvil.

No posee conectividad 4G sin embargo y gracias a la conectividad bluetooth podremos realizar llamadas y contestarlas desde nuestro reloj. Además, y según lo que he estado mirando en diferentes foros y webs especializados, tampoco tiene habilitado el chip NFC que solo lo incorpora la versión china. Sin embargo, y sacándole la cara al Amazfit Verge, el precio se ajusta correctamente a las especificaciones del reloj.

Bateria

Este es uno de los aspectos que más preocupa a la mayoría de los usuarios cuando desea un dispositivo electrónico. Si prácticamente tenemos que cargar todos los días nuestro smartphone, no creo que nos gustase estar con un reloj inteligente que tengamos que conectarlo a la corriente todos los días.

Pues bien, este Amazfit Verge tiene una batería de 390 mAh de capacidad. Aunque no parezca excesivo, creo que la gestión que hace es impresionante. Lo he llegado a estar utilizando nada más y nada menos que 7 días.

A continuación, os detallo cual ha sido mi configuración con el dispositivo y el uso que le he estado dando. De esta manera podréis haceros una idea aproximada de cuál es la gestión que hace de la batería, y podréis tener una orientación sobre la configuración más deseada.

Para empezar, he tenido el brillo automático activado en todo momento, de esta manera se ajustaba en cualquier situación la luminosidad de la pantalla y no lo tenía que hacer manualmente. En cuanto pasaba un rato sin tener actividad, el reloj se ponía en modo bajo consumo y se apagaba la pantalla. Con un pequeño gesto de muñeca o tocando la pantalla, se volvía activar y podía ver la información deseada.

Todos los días iniciaba una actividad para que el Amazfit Verge monitorizase y registrase mis parámetros. En mi caso, ha sido la “bicicleta elíptica”. En este modo, el reloj tomaba las pulsaciones regularmente y las almacena. Adicionalmente, iniciaba la actividad de caminar que recogía la distancia recorrida con la ayuda del GPS y las pulsaciones.

Cuando me llegaban notificaciones, les echaba un vistazo con el Amazfit para ver si se trataban de asuntos relativamente importantes. De esta manera podía gestionarlas desde mi smartphone de una forma más cómoda y sencilla.

Como ya he mencionado al inicio de la review, el soporte de carga de este terminal es de forma semi esférica con 4 pines de carga que aportan un voltaje de 5V y 0.7A de corriente al reloj. Para no cargarlo con el ordenador, lo he conectado a un cargador de corriente de un smartphone de 5V y 2.5A. Los tiempos de carga para este Amazfit han sido los siguientes: en 30 minutos ha cargado 50%, en 1 hora un 91%, y el total de la carga en 1 hora y 15 minutos.

Creo que es un reloj inteligente que está a la altura, gracias a su autonomía. Es verdaderamente de agradecer que esté tan bien optimizado para poder proporcionar al menos una semana de duración.

Resumiendo

Este Amazfit Verge es un reloj inteligente muy completo que podrás adquirir por poco más de 130 euros. Un reloj con un diseño feo y bastante grueso, pero que gracias a su correa de goma proporciona una comodidad, incluso cuando he dormido con el puesto.

En mi opinión, la pantalla Amoled es de buena calidad y creo que se ve bien. Tiene protección Corning Gorilla Glass 3 para evitar que en un mal golpe se rompa la pantalla y además tiene protección contra el agua y el polvo gracias a la certificación IP68.

En cuanto al software, me gustaría decir que siguen trabajando por mejorarlo y que por el momento vamos a seguir recibiendo actualizaciones de mejoras y corrección de errores.

Un hardware que funciona muy bien y que está debidamente optimizado para monitorizar las actividades deportivas. Muy cómodo moverte entre las diferentes pantallas del reloj gracias a la fluidez que proporciona el hardware y el software.

La conectividad es más que adecuada para este rango de precios, gracias principalmente a su GPS y un bluetooth de calidad.

En cuanto a la batería es un aspecto, que como he dicho a lo largo de la review, me ha encantado. La duración se ha situado entorno a los 7 días.

Creo que este Amazfit Verge es un reloj simple y barato, que proporciona una gran experiencia. Creo que está enfocado a un cliente deportista, sin llegar a ser un producto especialmente dedicado a los profesionales.

Lo Kibueno

  • Comodidad
  • Variedad de actividades
  • Batería

Lo Kimejorable

  • Diseño y estética