Unboxing

Logo Geekbuying

Todo no pueden ser reviews de teléfonos móviles, en esta ocasión traemos nuestras impresiones de un objeto que cada vez está más de moda: un patinete eléctrico. En este caso, se trata de un KUGOO S1 que nos ha dejado la empresa Geekbuying para hacer la review, y así poder ver más alternativas de patinetes eléctricos de las que estamos acostumbrados.

He de mencionar, que el envió se ha realizado a través de correo ordinario y ha tardado aproximadamente 15 días, sin pasar por aduanas como asegura el vendedor.

Este Kugoo S1, se presenta en una caja de cartón tremendamente grande con el nombre del modelo en uno de sus laterales de mayor área y en su lado opuesto viene un dibujo del patinete. Las dimensiones de él son de 1030mm de largo, 210mm de ancho y 405mm de alto, lo que hace que pese 15Kg.

Según lo abrimos, nos encontramos con el patinete envuelto por una bolsa de plástico y fijado a la caja por 4 bloques de poliestireno. Si los retiramos, podemos ver que hay otra bolsa trasparente y una pequeña caja de cartón.

En la bolsa se incluyen una funda negra para trasportar el patinete, el cargador y unos pequeños accesorios para montar en el scooter.

El cargador está compuesto por dos partes. Una es el trasformador de 24V y 1,5A de salida, con un conector DC macho y la otra es un cable con el enchufe macho y un conector al trasformador. Además, en este caso viene con 2 cables de corriente con diferentes clavijas, siendo una la de España y la otra la inglesa.

En la caja de cartón hay una hoja con instrucciones de seguridad (en inglés y con fotos a color) y un manual de instrucciones en varios idiomas entre los que se incluyen inglés y español.

AVISO LEGAL

A continuación, voy a intentar aclarar cuál es la legislación española para este tipo de vehículos a motor. Hasta hace nada no había una regulación sobre los patinetes eléctricos y muchos ayuntamientos, como el de Madrid, Barcelona o Valencia han creado sus propias ordenanzas municipales bajo sus propios criterios para regularlos en cierta medida.

El Gobierno de España, ya está preparando un Real Decreto sobre estos Vehículos de Movilidad Personal (VMP), pero mientras llega, la Dirección General de Tráfico (DGT) también ha establecido una normativa de circulación similar a las de las bicicletas y que actualizara en breve. Os dejo el enlace por aquí. A continuación, os hago un breve resumen con lo más importante que deberéis de saber y lo que deberéis aplicar si vuestra ciudad no tiene aún una ordenanza municipal sobre este tipo de vehículos.

  • No puede hacerse uso de ellos en aceras y espacios reservados a peatones.
  • Podrán ubicarse físicamente en el ámbito de la calzada, siempre que se trate de vías expresamente autorizadas por la autoridad local.

Por último, la DGT hace dos distinciones de vehículos, los que no superan los 20 Km/h y su masa es inferior a 25Kg denominados tipo A, y los que su velocidad máxima es de 30Km/h y su masa no excede de los 50Kg, denominados tipo B.

Dependiendo del tipo de patinete eléctrico que sea (tipo A o B) deberéis de cumplir con la normativa vigente y si se trata del tipo B, además tendréis que tener un timbre y freno de patín.

Recomendaciones

Como habréis podido observar, no hacen mención a ningún tipo de protección que debamos llevar, no obstante, tanto las autoridades como los fabricantes y nosotros recomendamos al menos el uso de casco ya que alcanza velocidades importantes que en caso de caída o accidente podría provocarnos lesiones graves.

Aunque tampoco es obligatorio, es más que conveniente utilizar luces y reflectores para que el resto de los vehículos de la calzada puedan verte con más facilidad. Si tu patinete eléctrico no tiene nada por el estilo, existen accesorios de luces LED que puedes comprar a un bajo precio e incorporárselas de una manera muy sencilla.

Por último, es conveniente estar al tanto de las nuevas regulaciones y de los cambios que puedan surgir en estas normativas con respecto a los patinetes eléctricos.

CONECTIVIDAD Y SOFTWARE

No cuenta con ninguna tecnología como, por ejemplo, WiFi, Bluetooth o GPS. Y tampoco podremos conectarlo a través de un cable a un ordenador o un smartphone para actualizar su software.

A diferencia de otros patines eléctricos, como por ejemplo los de Xiaomi M365, este Kugoo S1 no se conecta a un smartphone a través de una aplicación para controlar el recorrido ni el bloqueo del patinete. Únicamente, dispondremos de la pantalla LCD donde visualizaremos la velocidad, el kilometraje, el tiempo de uso, la energía restante, el voltaje y la frenada.

Tecnológicamente hablando no tiene nada de innovación ni de tecnológico, salvo la pantalla. Si queremos controlar el recorrido hecho a través de GPS, deberemos de utilizar nuestro smartphone independientemente del patinete activando esta opción en nuestro móvil y utilizando alguna aplicación para controlar el recorrido, como por ejemplo Runtastic, Endomondo, Mi Fit etc.

Personalmente me hubiera gustado encontrarme conectividad a una aplicación a través de Bluetooth y un GPS para así poder llevar un mejor control de los kilómetros recorridos y las rutas hechas con este patín eléctrico. No obstante, su precio a día de hoy es de 285 euros y no se debería de pedir más, ya que son aproximadamente 80 euros menos que el Xiaomi M365 y creo que no hay ningún patinete eléctrico con estas prestaciones a este precio.

Diseño y Materiales

A simple vista el Kugoo S1 no es tan llamativo como el patinete eléctrico de Xiaomi, pero ya os avanzo que tiene bastantes cosas buenas.

Desde mi punto de vista, este patinete tiene una estructura y un diseño más feo y más endeble a pesar de su fabricación en aluminio con alguna parte de plástico. Esto también puede deberse a que a diferencia de lo que estamos acostumbrados, este scooter eléctrico es desmontable y adaptable a diferentes alturas.

Nosotros tenemos en negro, y posiblemente sea el color en que menos se note la suciedad, pero también está disponible en azul cielo y en blanco, colores que no pasan desapercibidos.

Las dimensiones del producto son: 1050 mm de largo, 450 mm de ancho, y dispone de 3 alturas diferentes para ajustarse mejor a la estatura del conductor. La primera altura es de 930 mm, la segunda 1070 mm y por último, la altura máxima es de 1160 mm. Esto es una de las grandes diferencias con el Xiaomi, que es de una única altura.

Este patinete también se puede plegar reduciendo algo sus dimensiones a 960 mm de largo, 210 mm de ancho y 330 mm de alto. Esto sucede porque al recogerlo, también se puede doblar el manillar (cada uno independientemente). No obstante, creo que es bastante complicado, el mecanismo es muy rígido y me ha costado mucho. Creo que podían haber buscado una forma más sencilla de plegarlo.

El peso es de 11kg, siendo uno de los más ligeros del mercado, aunque la distribución de peso es desigual. Pesa bastante más en la parte delantera y hay que tener cuidado al trasportarlo para evitar zarandearlo.

En cuanto al diseño, y empezando por el manillar hacia abajo, nos encontramos con un manillar plegable con dos agarraderos de goma. En sus extremidades, dispone de 2 luces independientes al patín y que se pueden encender indistintamente. Me gustaría comentar, que durante este tiempo que lo he tenido, en medio de un trayecto se me desenrosco una luz de estas y se me cayó. Justo en el centro tenemos el cuadro de mandos del Kugoo S1. En la parte superior de este cuadro de mandos tenemos una pantalla LCD a color que muestra los diferentes datos del estado del patín como:

  • Nivel de batería en la parte izquierda
  • Velocidad a la que vamos en la derecha.
  • Distancia recorrida desde que lo hemos encendido.
  • Luces, frenos…

Estos datos vienen en Km/h y en Km.

No me ha gustado el brillo de la pantalla, ya que en días de máxima claridad se veía muy mal. Creo que tenían que haberle puesto más intensidad y otro botón o ruleta para regularlo.

Por delante tiene 24 leds blancos para iluminar la carretera, y mirando hacia nosotros tiene 5 botones.

  • Claxon o timbre: Este botón viene dibujado como una bocina y sirve para avisar a otros usuarios, aunque bajo mi punto de vista el sonido que produce es muy bajo.
  • SET: Este es un botón que te muestra los km totales hechos con el patinete.
  • Power: Es el botón de encendido y apagado. Con mantener 3 segundos apretado entra en funcionamiento.
  • Luz: hay dibujada una bombilla, y sirve para encender el frontal de leds que hemos mencionado anteriormente y la luz trasera roja.
  • Mode: Es el botón de más a la derecha y con el que podemos cambiar entre las 3 velocidades máximas disponibles. Por defecto se sitúa en el “modo 1” que permite alcanzar los 15km/h. Presionando 1 una vez cambiaremos al “modo 2” que nos amplía la velocidad máxima hasta los 25km/h. Y presionando una segunda vez cambiamos al “modo 3” de 30km/h. Con presionar una tercera vez volveremos al “modo 1”.

En el manillar y junto al cuadro de mandos tenemos una palanca a cada lado. La del lado derecho es el acelerador y la del lado izquierdo es el freno motor.

La palanca del acelerador funciona muy suave, y es capaz de movernos aun estando en parado. Se recomienda acelerar poco a poco para no notar un tirón brusco y así evitar desestabilizarnos.

Hay que tener cuidado con el freno ya que no se trata de un freno tradicional de disco. Se trata de un freno motor que puede que tarde algo más en detener el vehículo.

Si seguimos bajando por el manillar, nos encontramos con dos agujeros para configurar la extensión del mango a la altura que necesitemos. Es fácil de anclar y tan solo tendrá que hacer “click” la bolita del tubo interior (al igual que en los patinetes antiguos).

Llegando a la base, tenemos el orificio de carga con una pequeña tapa de goma. Es bastante endeble y puede que coja holgura y lo llevemos colgando todo el rato. Un poco más abajo está una palanca para cerrar el patín. Ya he mencionado, y me gustaría volver a recalcarlo, creo que se cierra bastante mal y que es muy costoso. Como se puede ver en el vídeo, tenía que hacer una pequeña fuerza hacia adelante mientras apoyaba con el pie en la palanca. (Quizá apoyando la rueda delantera contra una pared sea algo más sencillo).

Montaje y desmontaje

La parte baja tiene una superficie bastante ancha. Cuenta con dos ruedas de 8 pulgadas de diámetro y un grosor de 49mm aproximadamente (1.9”). Ambas cuentan con un pequeño guardabarros, pero en el caso del trasero, también funciona como segundo freno (aunque yo no recomendaría utilizarlo mucho para no desgastar la rueda). En este protector tiene un enganche para plegar el scooter y una pequeña luz de freno roja que se activa al accionar el freno motor.

En la parte baja del Kugoo S1, nos encontramos con un gran muelle que actúa de amortiguador. En su conjunto, funciona bastante bien, pero con suelos rugosos o empedrados vibrará mucho notando todas las imperfecciones.

También dispone de una pata de cabra o caballete para sostener el patín.

Por último, en lo que se refiere al diseño y características, dispone de certificación IP54 que indica que la entrada de polvo es inevitable pero no impide un correcto funcionamiento, y que puede resistir chorros de agua siempre y cuando no se sobrepasen los 10 litros por minuto a una presión de 80-100 kN/m² durante un tiempo que no supere los 5 minutos.

Test de amortiguacion

Potencia y Hardware

Este patinete eléctrico Kugoo S1, tiene un motor de corriente continua sin escobillas con una potencia de 350W lo que le permite tener un par de torsión máximo de 13.3N.M y 700 revoluciones por minuto. Funciona con un voltaje nominal de 36V y 6000mAh de corriente.

Con este hardware, es capaz de alcanzar los 30Km/h y llegar a los 30Km de autonomía según él fabricante. Eso sí, hay que tener en cuenta varios factores que puede hacer que pierda potencia: el peso del conductor, el programa de velocidad escogido y la inclinación del suelo. En el siguiente apartado os detallare mi experiencia durante estas semanas que lo he tenido.

Sabiendo esto, hay que mencionar que el peso máximo que soporta es de 120Kg, gracias a su estructura de aluminio. Esto, aparte de reducir la velocidad máxima, reducirá la autonomía de la batería (proporcionalmente al peso del conductor).

Esto también afectará a la distancia máxima que podremos recorrer ya que como veremos en el apartado batería, existe una relación inversa entre el peso del pasajero y la distancia a recorrer (a mayor peso, menor distancia de autonomía).

De Según el catálogo este scooter es capaz de subir pendientes de hasta un 15% de inclinación sin bajar la potencia, no obstante, como ya hemos mencionado y como podréis comprobar en los videos, todo dependerá del peso del conductor y quizá pueda ser recomendable ayudarle un poco de la forma tradicional (empujando con un pie). Para cuestas muy pronunciadas será impensable subirlas utilizando algo más que el motor y sobre todo a medida que pasen los kilómetros.

La distancia de frenado también varía en función de lo ya he comentado. Según el fabricante, la distancia de frenado es de 4m utilizando el freno motor, aunque creo que este dato no es muy exacto ya que influye mucho la superficie y la velocidad a la que vayamos. Además, el freno se encuentra en la parte delantera con lo que si hacemos una parada brusca lo más probable es que salgamos disparados.

Mi consejo tras casi un mes de uso es intentar prever donde vamos a frenar e ir reduciendo la velocidad paulatinamente intentando tocar lo menos posible el freno delantero. Y en caso de ser necesario, tocar con el pie en el freno trasero. También recomendaría abrirse un poco en las curvas para mantener la estabilidad en el giro.

En este caso y a diferencia de otros patines eléctricos, cuando nos estamos quedamos sin batería no se limita la velocidad, por lo que podemos mantener el ritmo casi hasta el final de su autonomía.

Funcionamiento del Kugoo S1

Vídeo tomado desde el pecho

Vídeo tomado desde el Kugoo S1

Bateria

En cuanto a la batería, quiero comenzar diciendo que tiene una capacidad de 6 Ah compuesta de un paquete de baterías de ion-litio 18650, y, que a pesar de que, según el propio fabricante, dispone de una autonomía de 30 Km, en mi caso tan solo he conseguido trasladarme 16.5 Km de distancia en casi 1 hora.

Hay que comentar que esto será debido al peso del ocupante y a la velocidad con la que vayamos principalmente. En mi caso, peso 90 Kg y todo el recorrido he ido a una velocidad media de 25 Km/h (programa 3 del patinete). Supongo que una persona con menos peso y que vaya a menor velocidad, conseguirá una mayor autonomía y distancia.

Las demás veces que lo he estado utilizando he ido alternando la velocidad dependiendo del momento y del lugar. Como decía, es verdad que, a menor velocidad, la batería dura más. No obstante, he de reconocer que es muchísimo más divertido ir a 25Km/h y además creo que es más seguro ir a esta velocidad si vamos por una carretera.

Dependiendo del programa que seleccionemos y de la velocidad a la que vayamos, la barra de batería de la pantalla se ajustará dinámicamente. Esto lo digo porque en ocasiones la barra de batería bajaba bruscamente y en otras ocasiones subía dependiendo de estas condiciones ya mencionadas.

No lo he probado con las luces LED encendidas, no obstante, no creo que la batería se vea afectada considerablemente, puesto que los LED no suelen consumir demasiado.

En cuanto al tiempo de carga, y a pesar de que el fabricante asegure una carga completa en 4 horas, el tiempo que a nosotros nos ha tardado estando sin nada de carga y apagado, ha sido de 5 horas y 45 minutos. El cargador tiene dos luces, una de color rojo que indica que está en proceso de carga y otra de color verde que se ilumina cuando termina la carga.

Resumiendo

Muchos estamos acostumbrados a ver el patinete de Xiaomi por la calle, pero este Kugoo S1 no tiene nada que envidiar y además lo podemos encontrar por menos de 300€ totalmente equipado.

A diferencia de otras marcas, este patín eléctrico no cuenta con ningún tipo de conectividad y es algo que creo que le falta. No obstante, dispone de una gran pantalla LCD en la que podemos ver todos los parámetros del scooter.

Quizá el diseño no es tan llamativo como otros, pero es muy robusto gracias a sus materiales de fabricación. Además, es “ligero”, plegable y adaptable a la altura del conductor (cosa que otros no).

En la parte baja, dispone de un freno motor en la parte delantera y un freno secundario (tradicional) en la rueda trasera, con una luz de freno. También cuenta con un gran amortiguador para no notar las imperfecciones del asfalto.

En cuanto al hardware, dispone de un motor bastante potente que nos permite un gran rendimiento en las ocasiones que más necesarias, llegando a alcanzar hasta los 30km/h.

Además, también soporta personas de 120Kg (aunque como hemos dicho el rendimiento desciende considerablemente).

La batería es de 6Ah y nos promete hasta 30km de autonomía, aunque como ya he mencionado, esto no es la realidad y dependerá mucho de la persona y del programa elegido.

Resumiendo, me ha gustado mucho, y creo que tiene cosas muy buenas sin nada que envidiar a otros patines. Además, el precio es muy asequible y proporciona mucha movilidad y diversión. 

Lo Kibueno

  • Precio
  • Máxima potencia incluso sin batería

Lo Kimejorable

  • Ausencia de conectividad
  • Difícil de plegar