Unboxing

El Nomu S30 llega en una caja de cartón precintado. Al abrirla, nos recibe directamente el dispositivo con las habituales fundas protectoras. Sorprende que también se incluya un clip para abrir bandejas SIM/microSD cuando no es necesaria en este móvil, como veremos más adelante. Bajo el enorme cuerpo del Nomu S30 se esconden el cargador con clavijas para el sur de Europa (con soporte Pump Express 3.0 para carga rápida), el cable micro USB y los auriculares. Un par de folletos de instrucciones y de información completan el contenido de la caja.

software

El sistema operativo que mueve el Nomu S30 es un Android 6.0 Marshmallow prácticamente puro, ya que el rastro de personalización únicamente se nota en el diseño de algunos iconos y en la disposición de las aplicaciones. La aparente limpieza inicial se mantiene al navegar por el menú de apps y en los ajustes, con opciones pensadas de forma exclusiva para las características de este dispositivo.

Los servicios de Google vienen instalados de serie y la Play Store está completamente operativa. Entre las apps preinstaldas, por tanto, se incluyen las habituales Play (Juegos, Kiosko, Libros, Música y Películas), Maps, Chrome o YouTube, así como la suite de productividad. También se incluyen aplicaciones útiles como grabadora, linterna configurable, y una sorpresa: radio FM (accesible a través de la conexión de que acompañan al terminal).

La personalización cobra protagonismo en el Nomu S30 gracias a sus opciones gestuales y de configuración de teclas. Por un lado, es posible realizar gestos sobre la pantalla bloqueada para desbloquear el dispositivo, manejar los controles de música si hay una canción reproduciéndose, activar la cámara, lanzar la app de la calculadora… Y, por si fuera poco, es posible añadir gestos nuevos asignados a otros comandos, por lo que las posibilidades de uso se multiplican.

Hay que tener en cuenta que este smartphone está diseñado para situaciones extremas (deportes de riesgo, senderismo, trabajos con alto índice de peligrosidad…) en las que cada segundo puede ser crucial para la supervivencia tras un accidente. Para facilitar las cosas, el Nomu S30 cuenta con una tecla especial: la One Key SOS, situada en el lateral izquierdo del terminal. Al pulsarla de forma prolongada, se envía un mensaje de socorro a los servicios de emergencia y a los números de teléfono asignados previamente para pedir ayuda e informar de una situación peligrosa.

De todas formas, este botón también puede configurarse como acceso directo a una app concreta y aparcar sus funciones SOS si así se prefiere, aunque no es la manera más cómoda de hacerlo debido al pequeño retardo que aparece por la pulsación prolongada.

El fabricante nos ha informado de que en pocos días también estará disponible una ROM con CyanogenMod 13 para el S30.

Diseño y Materiales

El Nomu S30 cuenta con certificado IP68 y aguanta sumergido a 1,2 metros durante media hora bajo el agua, además de soportar temperaturas de -20ºC a 55º. Por sus características y apariencia, pertenece a la gama de los móviles rugerizados (del inglés “rugged”, fuerte o resistente). Esta categoría especial se distingue por contar con unos cuerpos robustos y reforzados para soportar inclemencias meteorológicas, golpes, caídas desde alturas considerables e inmersiones bajo el agua. Son altamente resistentes, pero también pesados, toscos y nada atractivos, alejándose mucho de la apariencia de los smartphones convencionales. No obstante, el Nomu S30 pretende desmarcarse de esta gama en cuanto a estética y hardware.

Sus dimensiones ya delatan que es un móvil grande: 83 x 162 milímetros (que dan una superficie útil de pantalla de un 60% del frontal), un grosor de 13,4 mm y un peso de 260 gramos. Teniendo en cuenta que la pantalla es de 5,5 pulgadas, este tamaño se ajusta bastante a la norma seguida por otros terminales rugerizados.

Cuenta con un panel LCD IPS montado por Sharp con una resolución Full HD de 1080x1920 píxeles y una densidad de 403 píxeles por pulgada. El brillo de la pantalla es aceptable en un uso a pleno sol y su visibilidad es excelente, con un ángulo de visión de 178º y una ligera saturación de los colores. Está protegida con un cristal Gorila Glass 4 y cuenta con la opción de poder usarla con guantes (hasta con los de lana más gruesa) y con los dedos húmedos. Los botones de navegación están en el marco inferior de la pantalla y son capacitivos.

Al tener el Nomu S30 por primera vez en mis manos sentí que, a pesar de su tamaño y peso, tenía un dispositivo que me causaba seguridad debido a su robustez y al efecto de sus materiales al tacto. El cuerpo está realizado en una aleación de aluminio y titanio con los bordes superior e inferior protegidos por una goma extremadamente dura. Las esquinas que aparecen normalmente en el resto de smartphones desaparecen y aparecen truncadas en forma de chaflán. Esta forma está especialmente pensada para resistir mejor los golpes y caídas, y facilitan el agarre del terminal.

Los laterales, metálicos, dejan a la vista los tornillos que ensamblan el chasis y cuentan con botones metálicos a ambos lados (de volumen y encendido/bloqueo a la derecha, y el ya mencionado One Key SOS a la izquierda). La robustez de todo el móvil se aprecia también en la construcción de estos botones. No hay que olvidarse de los puertos micro-USB (marco inferior) y mini jack de 3,5mm (marco superior), que están convenientemente protegidos y sellados mediante una pestaña.

En la parte trasera del Nomu S30 es donde nos encontramos con el talón de Aquiles, que cuenta con una lámina de plástico rugoso. Esto no quiere decir que el móvil sea menos resistente, pero sí es más vulnerable si no se tiene cuidado. Justo debajo de la zona de la cámara y el sensor, en el tercio superior del dispositivo, se encuentra una tapa que, al retirarla, muestra las bandejas para dos tarjetas nanoSIM y una microSD. Se añade un extra de protección bordeando el interior con una doble capa de goma a modo de aislante. No obstante, hay que asegurarse de cerrar bien esta tapa antes de mojar o sumergir el móvil.

Hay que mirar al Nomu S30 con los ojos de quien ve un smartphone rugerizado para poder asegurar que se ha intentado cuidar especialmente la estética del diseño. El contraste del negro de las gomas de protección, la pantalla y el plástico trasero con las bandas metálicas de los laterales, así como la ausencia de protuberancias y un cuidado por la simetría y las proporciones, acercan más este dispositivo a los smartphones convencionales que a los rugerizados.

Potencia y Hardware

Dentro de los móviles rugerizados, el Nomu S30 es de los más potentes que hay en el mercado. Con un procesador MediaTek Helio P10 (MT6755) octa-core a una velocidad de reloj de 4 núcleos a 2 GHz y otros 4 a 1,1 GHz, una GPU Mali T860, 4 GB de RAM y un almacenamiento de 64 GB, logra una puntuación benchmark en AnTuTU de 52.023 en las pruebas que he realizado.

Nomu ha apostado fuerte por unir potencia y resistencia en una gama caracterizada por olvidarse del hardware. Gracias a esta decisión, este terminal se desenvuelve con soltura en la gran mayoría de procesos y situaciones sin lag, bloqueos ni cierres inesperados. Para asegurarme de que daba la talla, he probado Modern Combat, Fifa Mobile, Real Racing 3, Mobile Legends, y un emulador de PSP (el PPSSPP). Para partidas rápidas es un móvil fantástico, ya que sus dimensiones se asemejan a las de una consola portátil. De hecho, la experiencia usando el emulador de PSP ha sido verdaderamente fiel a la real a pesar de la carencia de controles de juego físicos.

Tener muchas aplicaciones abiertas y saltar de una a otra es una tarea simple y fluida y no traerá quebraderos de cabeza ni esperas innecesarias. Para un uso común, la potencia del Nomu S30 es más que suficiente.

El altavoz cuenta con la tecnología NXP smart PA, que en el papel asegura una potencia y equilibrio de altos y bajos excelente, pero nada más lejos de la realidad. Sí, la potencia es considerable, pero la calidad de sonido deja mucho que desear. No hay rastro de bajos, y al poner el volumen al máximo se obtiene un sonido enlatado que desvirtúa lo que se está reproduciendo. Tampoco se libran los auriculares incluidos con el dispositivo, de una calidad baja tanto en construcción como en reproducción.

Cámara

Manteniendo la línea de hardware sofisticado para un móvil rugerizado, el Nomu S30 tampoco se olvida del apartado fotográfico. La cámara principal monta un sensor Sony IMX214 Exmor RS de 13 mpx (interpolados a 16 mpx), una apertura de f/2.0 y una lente de 6 elementos, y viene acompañada por un flash LED.

En el papel, la cámara apunta maneras y promete un desempeño correcto en la mayoría de escenas posibles, y lo cierto es que rinde bastante bien. El Nomu S30 está diseñado para ser el compañero de aventuras perfecto y capturar los mejores momentos de la travesía. Por eso, la fotografía de paisaje destaca sobre el resto de modalidades. En condiciones de luminosidad alta, los resultados son satisfactorios gracias a una representación fiel de los colores y un contraste ajustado. En cambio, cuando empieza a desaparecer la luz o cuando hay zonas de penumbra, el sensor tiende a sobreexponer la escena y se obtiene una imagen un tanto artificial.

Los modos de la aplicación fotográfica tratan de paliar sus carencias dando un pequeño margen de mejora para capturas de interior o nocturnas, y mostrando especial énfasis en entornos pensados para las particularidades físicas del dispositivo (paisaje, nieve, puesta de sol, objetos en movimiento…). Los únicos controles manuales disponibles son los de ajuste de la exposición y el balance de blancos, pero no están activos en todos los modos de escena.

La cámara interna cuenta con un sensor Samsung de 5mpx (interpolados a 8mpx) que es muy correcta y cumple su función para selfies puntuales a pesar de que, debido al tamaño y peso del dispositivo, es muy engorroso sobre todo en fotografías grupales.

Exterior

Exterior Sombra
Exterior 6
Exterior 3
Exterior 1

HDR on/off

Exterior 5 Hdr
Exterior 5
Bosque Hdr
Bosque
Exterior 8 Hdr
Exterior 8
Exterior 7 Hdr
Exterior 7

Interior

Interior Hdr
Interior 3
Interior 2
Img 20161103 142521

Detalle

Img 20161102 134601
Img 20161102 134432
Detalle 1

Cámara interna

Selfie 1

En cuanto al vídeo, el Nomu S30 graba en 1080p a 30 fotogramas por segundo. La exposición es adecuada en escenas ideales pero la estabilización es nula, así que hay que mantener bien el pulso y es recomendable grabar sujetando el dispositivo con las dos manos. En condiciones de poca luz, curiosamente, se aplica una reducción de fotogramas por segundo que, a pesar de mantener la exposición sin añadir demasiado ruido, da como resultado un vídeo lejos de la calidad que podría esperarse.

El fabricante nos asegura que están trabajando en la próxima actualización OTA para mejorar su desempeño y corregir errores.

Conectividad

Con soporte para redes 4G LTE incluso en la banda 20 de 800 MHz, el Nomu S30 dispone de conexión a máxima velocidad de hasta 300 Mbps. Dispone de Bluetooth 4.0, WiFi a 2.4 y 5 GHz, geolocalización a través de GPS y GLONASS, y NFC. Se da la opción de utilizar dos tarjetas nanoSIM y también de añadir una microSIM de hasta 32 GB de memoria.

La conexión a redes Wi-Fi ha sido satisfactoria. He realizado pruebas a 15 metros del router a través de varios muros, y la recepción de la señal no se ha visto muy perjudicada. En cuanto al GPS, hay que tener en cuenta que es de vital importancia en este móvil, ya que uno de sus fuertes es su uso a la intemperie. El funcionamiento ha sido correcto en todo el trayecto que he realizado a pie y en coche.

Bateria

Otro de los puntos fuertes del Nomu S30 es su batería de 5.000 mAh, que lo convierten en un titán difícil de batir. Lo cierto es que no sorprende que un móvil con sus dimensiones y peso cuente con una batería tan duradera, pero no deja de ser una cifra enorme en comparación con lo que se encuentra habitualmente en el mercado.

Después de un uso habitual de consulta de redes sociales, apps de mensajería, partidas cortas a juegos en los ratos muertos, toma de fotografías, realizar varias llamadas, navegar por la red, usar Google Maps y reproducir vídeos en YouTube, lo normal es que al final del día el móvil esté en las últimas y pida conectarse a la red eléctrica. No es el caso del Nomu S30, que logra llegar a los dos días de uso sin despeinarse. Confieso que me he olvidado de que tenía que cargarlo.

Por si fuera poco, cuenta con carga rápida PumpExpress 3.0, específica de los chips de MediaTek. Es una elección acertada y lógica, teniendo en cuenta que la batería es de gran capacidad y que tardaría demasiadas horas en realizar una carga completa.

Resumiendo

El Nomu S30 es un móvil especial. Cuenta con particularidades propias de los móviles rugerizados, pero se desmarca en diseño y prestaciones para ampliar su público y ofrecer características que aúnan el mundo de la aventura y riesgo con situaciones más cotidianas. 

Sus dimensiones y peso pueden ser puntos en su contra, pero son los que precisamente marcan la diferencia para que pueda utilizarse en situaciones extremas. Si buscas un móvil duradero, resistente y que no renuncia a la potencia, es el mejor que encontrarás en su gama. 

Lo Kibueno

  • Resistencia
  • Batería de 5.000 mAh
  • Materiales
  • Potente para su gama

Lo Kimejorable

  • Cámara en modo vídeo
  • Dimensiones
  • Altavoz
Ver características y precios del Nomu S30 en Kimovil.com