Unboxing

800Px Realme Realme Logo Box Rgb 01

En el mercado existen muchísimas alternativas de auriculares inalámbricos TWS (True Wireless Stereo) que prometen una calidad de sonido correcta en diferentes rangos de precios. En el caso del fabricante Realme, ha sacado dos modelos muy similares entre sí, los Realme Buds Air que están disponibles desde 69,90 € y los a los Realme Buds Air NEO una versión más económica con un precio más asequible de 39,99€. Ambos modelos tienen una estética muy similar a los AirPods de Apple de primera generación.

Estos que tengo aquí son los Realme Buds Air, y serán los que muy probablemente utilice a partir de ahora para mi uso en el día a día. Hasta ahora, he estado utilizando unos auriculares QCY T3 que no estaban mal, pero que tenían la desventaja de que se desvinculaban muy fácilmente y era bastante complejo volver a vincularlos de nuevo.

Estos auriculares vienen en una caja de color amarilla con la marca y el modelo en la parte superior y una fotografía con el diseño de los auriculares. En la parte trasera viene una imagen de la caja con las características y especificaciones más relevantes de estos Realme Buds Air. En uno de los laterales, viene una pegatina blanca con los detalles del modelo e información de la empresa Realme.

En el interior de la caja de cartón, están los Realme Buds Air. Estos están dentro de su caja, protegidos por una esponja acolchada pero rígida. Debajo está el cable USB a USB tipo C de 25 cm de largo en color blanco y la guía de usuario únicamente en el idioma inglés.

Creo que para el precio que tienen estos Realme Buds Air, es completamente lógico que ya incluyan USB tipo C. Claramente es una de las ventajas con respecto a otros auriculares que aún poseen micro USB y que se encuentran en el mercado.

SOFTWARE Y CONECTIVIDAD

Estos Realme Buds Air poseen Bluetooth 5.0 con un alcance máximo de 10 metros. Yo los he llegado a tener a una distancia mayor. Lo que te permitirá disfrutar de la mejor música de tu smartphone con una de las mejores tecnologías inalámbricas y de bajo consumo que hay a día de hoy.

Además, y una de las diferencias claras que tienen estos auriculares y que muchos otros del mercado no cuentan, es que poseen la tecnología GFP (Tecnología Google Fast Pair) para emparejar los auriculares a tu smartphone de una forma rápido y fácil. De esta manera y siempre y cuando este activado el Bluetooth del smartphone, al sacar uno de los auriculares de su caja, aparecerá la opción de vincularlo al dispositivo. No será necesario vincular uno de los auriculares al otro (maestro-esclavo) y luego al smartphone como ocurre en muchos de los auriculares de bajo coste del mercado.

Parece una tontería, pero los auriculares que tenía antiguamente, los QCY T3, aunque el sonido era bastante bueno, se desvinculaba uno del otro muy fácilmente y luego resultaba extremadamente complicado volver a emparejarlo al otro auricular y al smartphone.

Este método GFP es una auténtica maravilla. Os dejo un pequeño video de la facilidad con la que resulta vincular estos auriculares.

Control táctil del auricular

Como la mayoría de auriculares TWS, poseen botones para poder interactuar el smartphone y así poder contestar llamadas o detener la música. En el caso de estos Realme Buds Air, estos son unos botones táctiles.

A continuación, os dejo un breve resumen sobre los toques que permiten los Realme Buds Air:

  • Cuando hacemos doble clic en uno de los auriculares, responderemos llamadas o pondremos a reproducir y/o pausar música de nuestro smartphone.
  • Con un triple clic, nos permitirá saltar a la siguiente canción.
  • Si mantenemos presionado un auricular, se iniciará el asistente de voz que tengamos configurado en el smartphone. Por defecto es el Google Asistant. También podremos finalizar y rechazar una llamada.
  • Si mantenemos presionado ambos auriculares, entrará y saldrá del modo de juego. Este reduce la latencia para obtener una mejor experiencia al jugar a juegos o ver videos. Cuando entra en este modo, se oirá el rugido del motor de un coche y cuando salgamos del modo, se podrá oír lo que he denominado un instrumento de cuerda.

Siendo sincero, y algo que he echado en falta es la posibilidad de ajustar el volumen desde los propios auriculares deslizando el dedo sobre el botón.

Por otra parte, y a pesar de que al entrar en el modo de juegos (presionando ambos auriculares) y notarse gran diferencia con respecto el modo normal, la jugabilidad en los juegos en la que se requiere de sonido no ha sido la esperada. A pesar de que el fabricante ha reducido la latencia en 119 milisegundos, por ejemplo, en el juego “Call of Duty Mobile”, cuando das un tiro a un oponente hay un pequeño retardo y no aportan mayor ventaja que si no utilizas ningún auricular o sonido.

Realme Link

Tras buscar por internet y revisar la información de estos Realme Buds Air, he encontrado la manera de actualizar el firmware de los auriculares, y de esta forma, recibir todas las actualizaciones que están llegando a estos auriculares. Para ello y después de tenerlos emparejados al smartphone, deberemos instalar la aplicación oficial “Realme Link” que se puede descargar de la tienda de aplicaciones Google Play Store o desde el repositorio de versiones Apkmirror.

Una vez la tengamos instalada en nuestro smartphone, deberemos de registrarnos tal y como ocurre en la mayoría de aplicaciones. Yo he utilizado la cuenta que ya disponía de Realme.

Si tenemos los auriculares conectados al smartphone, nos aparecerá en la interfaz de la aplicación los Realme Buds Air. Si pulsamos en ello, nos permitirá actualizar a la última versión del software de los auriculares y modificar los gestos con los que interactuamos cuando los tenemos en la oreja. Yo he intentado realizar dichas modificaciones, pero no lo he conseguido. Os dejo un pequeño video para que podáis comprobar su utilizad.

Por último, y antes de finalizar con dicho apartado, existe una manera de restablecer los auriculares a modo de fábrica sin la necesidad de la aplicación. Si tenéis algún problema con el bluetooth y no podéis vincularlos, os aconsejo que realicéis este paso para así intentar solucionarlo. Para ello, y con los auriculares recién introducidos en la caja y con la tapa cerrada, deberéis de mantener presionado el botón que hay en la caja hasta que aparezca el LED indicador y vuelva a apagarse. Una vez hecho esto, ya los habréis restablecido de fábrica.

Esperemos que Realme siga mejorando y aportando nuevas funcionalidades.

Diseño y Materiales

Estos auriculares de Realme tienen un muy buen acabado compacto y rígido. Está fabricado en plástico brillante con un diseño muy similar a los primeros AirPods de Apple.

Están disponibles en tres colores: blancos, negros y amarillo (Realme). Aunque los he estado buscando y es difícil encontrarlos en otro color que no sea blanco.

Estos auriculares tienen un peso bastante ligero de 42,3 gramos con la caja. Si los sacamos de su respectiva caja, cada uno de los auriculares pesa 4,2 gramos, lo que hace que llevarlo puesto sea muy cómodo y no moleste. Las dimensiones de la caja son: 51,3 mm de alto, x 45,3 mm de ancho x 25,3 mm de profundidad.

En comparación con los auriculares que tenía y otros que he podido probar, estos tienen muy buen tamaño y un peso bastante ligero. Es verdad que estos son de un segmento de precio superior a los que he utilizado hasta ahora, y se nota en los pequeños detalles.

En la parte frontal de la caja de los auriculares tiene un botón central y encima hay un pequeño LED indicador del estado de la batería. En la parte trasera donde está la bisagra esta la inscripción que dice “Designed by realme” (diseñado por realme). La tapa es magnética, por lo que será prácticamente imposible dejar la tapa abierta por descuido.

En la parte de abajo está el USB tipo C con los sellos de reciclado y conformidad europea y algunas características grabados en color oscuro.

En cuanto a los auriculares en sí, tienen una forma rígida sin almohadillas, por lo que el aislamiento pasivo resulta prácticamente nulo en este sentido. Supongo que será cuestión de gustos, yo siempre he preferido tener las pequeñas gomitas para intentar ajustar lo máximo posible a la oreja y pueda aislar de los ruidos exteriores. Aun así, este tipo de auriculares se me ajustan perfectamente a la oreja y a mí en concreto no se me caen.

La parte del auricular que introducimos en la oreja cuenta con la ranura para el altavoz y un pequeño sensor óptico que será el encargado de detectar si esta introducido en el oído, para así detener la música cuando te los quites o reanudarla cuando te los vuelvas a poner. La verdad que no es estrictamente inmediato ya que tarda ente 1 y 2 segundos, pero funciona bien.

En la parte larga del auricular se encuentran los dos micrófonos, uno en la parte exterior y el otro situado entre los pines de carga del propio auricular en la parte baja. Estos utilizan la tecnología de cancelación de ruido ambiente activa “ENC” para ayudar a identificar cada palabra y poder así filtrar los ruidos de fondo en las llamadas. Lo he estado probando y el resultado es bastante correcto.

Además, y como en casi cualquier auricular, viene indicado con la letra “L” (Left) cual es para la oreja izquierda y la letra “R” (Right) para la derecha.

Como bien iba diciendo, a pesar de no estar acostumbrado a este tipo de auriculares me han parecido cómodos incluso al realizar deporte. Seguramente sea gracias a su ligereza.

Potencia y Hardware

Estos Realme Buds Air montan un chip desarrollado por la propia marca denominado “R1”.

Cuentan con un driver de 12 mm similar a los que pueden montar cualquier otro auricular de este estilo, con la única salvedad de que los ingenieros de Realme han hecho un esfuerzo en reforzar los graves gracias a su tecnología DBB (Dynamic Bass Boost).

Además, me ha llamado mucho la atención que proporcionan un volumen realmente alto equilibrado y nítido. Es verdad y como ocurre en cualquier altavoz, auricular o equipo de sonido, en el momento que superamos aproximadamente el 80% de volumen, se puede empezar apreciar algo de distorsión. Sin embargo, y como decía creo que en ninguna ocasión he superado el 65% o 70% del volumen, ya que considero que es realmente alto.

Como decía, y sin entrar en tecnicismos, un sonido bueno y envolvente para este rango de precios que además ofrece compatible con el protocolo de codificación AAC (Advanced Audio Coding) que permite un audio de calidad.

Bateria

La duración de la batería de estos auriculares es de 3 horas aproximadamente. Sin embargo y gracias a carga que proporciona la caja de los auriculares podrás obtener 17 horas de música, siempre y cuando tengamos el volumen al 50% según las pruebas realizadas por Realme. Lo que he podido probar yo con el volumen ligeramente superior al 50% ha sido una autonomía de algo más de 2 horas y media.

Con la autonomía de batería de la caja he podido cargar los auriculares aproximadamente 5 veces.

Como ya he mencionado, cuentan con USB tipo C para cargarlos en aproximadamente 1 hora y 40 minutos. Además, los Realme Buds Air cuentan con carga inalámbrica de hasta 10 W, lo cual puede ser fantástico para aquellos que tengáis una base de carga Qi. Cuando llegues a casa puedes colocarlos en la base de carga y olvidarte de ellos hasta la próxima vez que vayas a utilizarlos.

Resumiendo

Estos Realme Buds Air son unos auriculares que a partir de hoy van a remplazar mis antiguos cascos QCY T3. 

Principalmente me ha gustado las dimensiones de su caja y su ligereza. Además, me han resultado cómodos en la oreja permitiéndome estar casi 3 horas que me han proporcionado de autonomía. 

Otra de las cosas que me ha parecido realmente cómodo y sencillo, es el rápido emparejamiento al smartphone. Como he ido diciendo a lo largo del artículo, gracias a su tecnología de emparejamiento rápido de Google (GFP) no se desvincularán y resultará extremadamente sencillo de vincularlo a tu smartphone mediante el Bluetooth 5.0 

En cuanto al sonido, y a pesar de ser correcto, algo que me ha llamado la atención es su volumen tan alto. Algo que echo en falta con respecto a mis anteriores auriculares es que no se puede regular el volumen desde los propios auriculares y tengo que recurrir al smartphone o a la Mi Band 5 que me permite regularlo. 

En cuanto a la carga, me gusta que posea USB tipo C. Además, posee carga inalámbrica Qi de 10 W lo que resulta realmente atractivo y que muy pocos auriculares con este rango de precios incorporan. 

Por último, me gustaría aclarar que a pesar de tener un modo de juego que reduce la latencia del sonido y que funciona bastante bien, no los aconsejaría para jugar a juegos. 

Lo Kibueno

  • Carga inalámbrica
  • USB tipo C
  • Peso ligero

Lo Kimejorable

  • Autonomía de casi 3 horas
  • Control de volumen desde el smartphone
  • No aconsejable para juegos