Unboxing

Kibo Tek Logo X37

Antes de comenzar la review, me gustaría agradecer a Kibotek por habernos prestado este Xiaomi Mi 11 durante esta semana pasada. Siempre me gusta analizar los smartphones más potentes de cada fabricante, así podemos hacernos una idea de cómo está evolucionando la tecnología y podemos ver cuál será sus próximos movimientos.

La review que os dejo a continuación es sobre la versión china. No hay grandes diferencias, pero sí que hay pequeños detalles que cambian con respecto a la versión global y que por supuesto os comentaré para que lo tengáis en cuenta.

Esta versión viene en una caja blanca con el logotipo de Xiaomi y un 11 en la parte frontal. Esta caja es más pequeña de lo normal, y es que este Xiaomi Mi 11 (versión china) no trae cargador ni cable de carga USB tipo C como ya lo han hecho la familia iPhone 12 y los Samsung Galaxy S21. La primera diferencia de versiones es que la versión global sí que incluye un cargador de 55W y el cable de carga USB a USB tipo C. En cuanto al desempaquetado, en el interior encontraremos una pequeña caja donde están los manuales de instrucciones, la funda de TPU transparente y el pinchito para acceder a la bandeja nano SIM. Debajo está el Xiaomi Mi 11, recubierto con el típico papel traslucido.

En china, y a pesar de no venir incluido los accesorios de carga, te dan la posibilidad de adquirir el cargador gratis. Sin embargo, si quieres adquirir esta versión importada, tienes que tener en cuenta de que lo más probable es que lo tengas que comprártelo a parte. No entiendo porque lo han retirado, somos muy pocos los que tenemos este tipo de cargadores de carga tan rápida en casa, y además no todos los cargadores son compatibles como os comentare en el propio apartado de batería.

Software

En cuanto al software, no hay mucho que comentar ya que es una capa de personalización muy extendida y conocida, la cual permite una gran personalización y ajustes. En esta ocasión y para desilusión de muchos, viene con MIUI en su versión 12.0.22. Algunos pensábamos que podría llegar con la versión del sistema más reciente, sin embargo, no se espera que actualice a MIUI 12.5 hasta dentro de un par de meses. En cuanto a la versión de Android ya viene con la última disponible del mercado, Android 11.

Al tratarse de la versión china no viene con un sistema multilenguaje, sino con idiomas por defecto de inglés y chino. Además, a día de hoy, no está disponible la ROM oficial multilenguaje para este dispositivo, por lo que los que queráis adquirir esta versión tendréis que esperar algo de tiempo para poder “flashearlo”.

A continuación, os dejo el enlace a la web donde salen las ROMs oficiales de todos los teléfonos de la compañía:

También os dejo el enlace a la web de un grupo de desarrolladores muy recomendables, que modifican ligeramente las ROMs de Xiaomi para eliminar la publicidad que puedan tener las propias aplicaciones del fabricante.

Como muchos sabréis, las versiones chinas de MIUI tampoco incorporan la tienda de aplicaciones Google Play ni los servicios de Google. No obstante, y a diferencia de marcas como Huawei, son sumamente sencillos de instalar y no requiere de ningún otro dispositivo.

Los pasos que he seguido yo para instalarla han sido los siguientes:

1) En la tienda de aplicaciones de Xiaomi (Xiaomi App Store), he buscado la palabra “Google”.

2) Una vez hecha la búsqueda, le he dado a instalar y en 30 segundos ya tenía disponible la tienda de aplicaciones “Google Play”.

En otras ocasiones me ha resultado más complicado ya que había que proporcionar más permisos y hacer una configuración más larga. Me ha sorprendido la facilidad de instalación. Una vez hecho este proceso y con meter la cuenta de Google ya he podido descargar de la tienda aplicaciones que uso diariamente como Gmail, Youtube, Drive, gboard, etc.

Si optas por la versión Global de este terminal te ahorraras estos pasos que he mencionado.

Todos los smartphones de Xiaomi y MIUI, vienen con una cantidad absurda de aplicaciones preinstaladas lo cual considero que es una absoluta tomadura de pelo. En el caso de las versiones chinas, es más exagerado. Os dejare algunas capturas de pantalla para que podáis ver las aplicaciones. A pesar de no haber detectado ninguna aplicación maliciosa al pasar el antivirus Malwarebytes, yo os recomiendo borrar prácticamente todas las aplicaciones.

Como comentaba, MIUI ofrece muchísima personalización y diferentes modos de configuración algo que nos agrada a muchos. Podrás poner el “modo oscuro” y aprovechar los negros puros de las pantallas Amoled. Además, permite cambiar los Hz de la pantalla de 60 a 120Hz para conseguir una mejor experiencia en el sistema. Digo esto, porque la mayoría de juegos aún no están optimizados para sacar este rendimiento y solo lo notaremos en las transiciones del sistema operativo. En esta ocasión, Xiaomi también nos permite seleccionar la resolución de la pantalla pudiendo optar por la resolución FullHD+ o por WQHD+.

Como es de esperar sigue manteniendo el “doble espacio” para configurar diferentes perfiles o usuarios. También incorpora gestos en pantalla y nuevas funcionalidades como ventanas flotantes, un modo sencillo del sistema y la posibilidad de compartir la pantalla a través de una conexión WiFi. No tiene salida de video a través del puerto USB tipo C.

Una de las diferencias que suele haber con las versiones chinas y globales es el códec de encriptación Widevine L1. Normalmente las versiones chinas suelen venir con Widevine L3, sin embargo, este no es el caso. Podremos disfrutar de Netflix con resoluciones 4K siempre y cuando descarguemos el APK desde otra web que no sea Google Play. Yo lo he descargado desde APKMirror y ha funcionado a la perfección.

En cuanto al reconocimiento facial, he de decir que me ha sorprendido gratamente. Si Xiaomi siempre ha sido uno de los más rápidos en el desbloqueo facial, en esta ocasión además lo hace incluso con mascarilla. En cuanto a la fiabilidad y seguridad es otro cantar, pero no he conseguido que me desbloque el teléfono llevando gafas de sol.

Sensor de huella dactilar y desbloqueo facial

Diseño y Materiales

Este Xiaomi Mi 11 tiene un diseño metálico absolutamente fantástico, y en cuanto a la estética, guarda bastantes similitudes a su predecesor el Xiaomi Mi 10. Sin embargo y como cabía esperar, han seguido evolucionando y han conseguido un smartphone más actual y modero reduciendo los márgenes del dispositivo dando por consiguiente una superficie útil del 91%.

Las dimensiones de este Xiaomi Mi 11 son: 74.6 mm de largo x 164.3 mm alto x 8.1 mm de grosor y un peso de 196 gramos. Es un smartphone grande y con un peso considerable. Lo bueno es que no supera los 200gramos, no obstante, creo que deberían de trabajar en intentar reducir el peso o al menos sacar versiones algo más compactas.

Tiene una pantalla Amoled de 6.81 pulgadas con una resolución WQHD+ (1440x 3200 líneas) que le proporcionan 515 pixeles por pulgada. Es absolutamente fantástica, creo que hay muchísima diferencia con cualquier otra pantalla. En este punto, Xiaomi se ha superado y ha conseguido un resultado espectacular. En alguna ocasión he dicho que con resoluciones FullHD+ ya bastaba, pues tengo que rectificar. He estado llevando todo este tiempo con la resolución máxima que permite y me ha encantado.

Tiene unos colores intensos y brillantes con buenos ángulos de visión y un brillo máximo de 1500 nits. Además, tiene protección Corning Gorilla Glass Victus 7 que le proporciona dureza en caso de caídas y resistencia ante rayaduras. Obviamente, soy de los que prefiere no probarlo y menos con un terminal prestado, así que nos quedaremos sin saber la resistencia de la pantalla.

La parte delantera es todo pantalla y no tiene ningún botón físico. La cámara frontal está integrada en la parte izquierda. El lector de huellas está integrado en la propia pantalla, y es sumamente rápido y preciso.

La verdad que me ha encantado, sobre todo si lo comparo con el Samsung Galaxy S20 FE que tengo en la actualidad. Por último, en cuanto al frontal, no he podido encontrar el LED de notificaciones, digo esto porque en otros terminales de Xiaomi IPS lo tenía, pero era sumamente dificil de ver debido a su minúsculo tamaño.

En el lateral derecho está la típica botonera de subir y bajar volumen seguido del botón de bloqueo, todos ellos fabricados en metal. El otro lateral está totalmente vacío.

En la parte de abajo nos encontramos el conector USB tipo C centrado y al lado derecho el micrófono y el altavoz firmado por la famosa empresa de audio Harman Kardon. Un altavoz estéreo con el que Xiaomi ha conseguido un sonido muy alto y limpio. En el otro lado está la ranura para la doble nano SIM. En el lateral superior, está la abertura para el otro altavoz, el micrófono de cancelación de ruido y el LED infrarrojos para poder utilizar el smartphone a modo de mando a distancia y cambiar el programa de televisión o el aire acondicionado con él. Una pena que de nuevo no hayan decidido incorporar la toma de auriculares de 3.5mm.

Un nuevo diseño para la parte trasera de este Xiaomi Mi 11, que no recuerda a nada de lo que hayamos visto hasta el momento. Incorporar 3 cámaras traseras las cuales están situadas dos en vertical y la tercera junto a la primera. No me disgusta, creo que tiene su estilo, sin embargo, me parece que cada vez más fabricantes están montando los sensores de tamaño grande, que sobresalen más del smartphone, lo que hace que sea sumamente sencillo rayar las cámaras.

Potencia y Hardware

Algo que prácticamente todo el mundo sabe, es que monta uno de los mejores hardware del mercado. En esta ocasión y como ya nos ha ido acostumbrando Xiaomi con las gamas altas que fabrica, es que incorpora el último procesador de Qualcomm, en concreto el Snapdragon 888 de 64 bits fabricado en 5nm. Es un procesador de 8 núcleos con una configuración en cuatro de sus núcleos, ARM Cortex A55 capaz de llegar a una velocidad de 1.8GHz para realizar las tareas menos exigentes. Otros tres núcleos guardan una configuración ARM Cortex A78 y alcanzan una velocidad máxima de 2.42GHz y el ultimo núcleo tiene una arquitectura Cortex X1 con una velocidad máxima de 2.84GHz pensados especialmente para desempeñar las tareas más exigentes y que requieren de más solvencia. Además, incorpora un procesador gráfico Adreno 660 que es capaz de mover cualquier juego incluso en pantallas de gran resolución con grandes tasas de refresco, según indica el fabricante.

Existen varias configuraciones de este Xiaomi Mi 11, tanto para la versión china como para la versión global. Este que tengo aquí es el de 8 GB de memoria RAM (LPDDR5) y 128GB de almacenamiento interno (UFS3.1). A la hora de escoger tenéis que tener presente que no dispone de ranura de expansión para tarjetas microSD.

Como siempre hago, antes de instalar cualquier aplicación que pueda ralentizar el dispositivo, he instalado la aplicación “AnTuTu Benchmark v8.5.2” para comprobar la potencia y el rendimiento del smartphone. El resultado ha sido de 692288 puntos lo cual es una verdadera locura. A pesar de ser un resultado realmente bueno, si lo comparamos con el Vivo Iqoo 7 que analizamos hace unas semanas, se queda algo por detrás.

Test AnTuTu v8.3

En cuanto a la experiencia que he tenido ha sido realmente buena, tal y como se esperaba. Un rendimiento digno en los juegos más exigentes. Básicamente he estado jugando al “Call Of Duty MOBILE” y la jugabilidad ha sido magnífica, no se apreciaban caídas de “frames” ni perdida de rendimiento. Se notaba mucha fluidez y comodidad de juego a pesar del aumento de la temperatura considerable.

A continuación, os dejare un pequeño video del rendimiento y la temperatura que ha alcanzado el dispositivo tras 20 minutos jugando. Ha pasado de los 26.6ºC hasta los 41.5ºC y aunque se notaba claramente el aumento de la temperatura en todo el terminal no he notado que perdiese eficiencia.

Test de rendimiento y sobrecalentamiento (Jugando)

Cámara

Este Xiaomi Mi 11, tiene una triple cámara fotográfica para así intentar dotarlo de una mayor versatilidad.

  • El sensor principal el Samsung Bright S5KHMX es de 108 megapíxeles con apertura focal 1.85 y un tamaño de pixel de 0.8 micras. Utiliza una tecnología denominada Tetracell, en la que agrupa cuatro pixeles en uno, dando como resultado fotografías de 27 megapíxeles con un gran nivel de detalle. Además, pose estabilización óptica de imagen.
  • El segundo sensor es un Omnivision OV13B10 de 13 megapíxeles con apertura focal 2.3 encargado de la fotografía gran angular.
  • El tercer sensor es el Samsung S5K5E9 de 5 megapíxeles, este será encargado de la fotografía macro.

La cámara frontal es de 20 megapíxeles, en concreto utiliza el sensor Samsung S5K3T2 que como ya he comentado está integrado en la parte izquierda de la pantalla.

En cuanto a la grabación de video, y aun que sea un poco anecdótico, permite grabar con una resolución máxima 8K a 30 fotogramas por segundo. Esto no será lo más habitual, por lo que utilizando resoluciones 4K a 60 fotogramas por segundo tendremos más que suficiente para poder grabar unas buenas tomas. Cuenta con diferentes modos de cámara lenta (hasta 960FPS) y cámara rápida.

Una aplicación de la cámara bastante sencilla y que no discierne en exceso de otras versiones. Además, permite guardar las fotografías en formato RAW para los amantes de la edición. Seguramente con el tiempo, saquen algún PORT de la cámara de Google la cual mejore en condiciones de baja luminosidad. Creo que será muy ventajoso.

Fotografías Técnicas

A continuación, os dejo las fotografías técnicas de este Xiaomi Mi 11 para que podáis compararlas con otros modelos, además de otras pocas que hemos podido sacar a lo largo de esta semana. También os dejo un enlace a la entrada del blog de Kimovil donde un experto explica la manera correcta de interpretar dichas fotografías.

Unas cámaras que, si han mejorado con respecto a la de su antecesor el Xiaomi Mi 10, y es que se nota sobre todo en condiciones de buena luminosidad. La imagen se muestra bien contrastada y con colores vivos y brillantes. Sin embargo, en cuanto se oscurece, la fotografía se vuelve muy lenta e incómoda incluso sin activar el modo noche. Creo que Xiaomi tiene que seguir trabajando en ello porque sigue siendo uno de sus puntos débiles.

Un modo angular que no destaca sobre sus rivales, pero que consigue buenos resultados. Y algo que no le encuentro el sentido es el añadir el sensor macro. Creo que hubiera sido mejor haber dotado a este Xiaomi Mi 11 de un teleobjetivo para conseguir mejores fotografías o incluso mejor retrato.

La cámara selfie consigue unos resultados correctos. No obstante, a contraluz el resultado no es el más adecuado ya que tiende a quemar los fondos.

Os dejo a continuación una pequeña comparativa de una fotografía normal y con el modo noche activado.

Normal // Modo Noche

Esta review la hemos hecho de manera paralela al Vivo iQOO 7, así que hemos sacado las cámaras de ambos a la vez para ver diferencias en las tomas. En el caso del iQOO estamos ante un sensor Sony, el IMX598 de 48MP y con un tamaño de sensor de 1/2", en el del Mi 11, como hemos dicho, se trata de un Samsung S5KHMX de 1/1.33".

Ambos son sensores muy grandes aunque mayor el del Mi 11 y con mas resolución, sacando fotos de 27MP contra las de 12MP por defecto del iQOO 7, ya que ambos sensores utilizan pixel binning 2x2. Nos encontramos con muy buenos resultados, mayor resolución como es lógico en el Mi 11, pero unos bordes mas marcados y definidos en el iQOO 7, así como un menor uso del efecto acuarela en el Postprocesado. Os dejo varias fotos comparativas:

Mi11 Vs Iqoo705
Mi11 Vs Iqoo700
Mi11 Vs Iqoo701
Mi11 Vs Iqoo702
Mi11 Vs Iqoo703
Mi11 Vs Iqoo704

En cuanto al video, y dejando de lado el 8K, creo que también ha mejorado, aunque no tanto como me gustaría. El enfoque es bueno como podréis comprobar en el video que os dejare a continuación, aunque en ocasiones aparecen pequeños tirones al enfocar. Por lo general se resuelve muy bien, incluso han mejorado la estabilización consiguiendo unos videos casi perfectos. Veremos como sigue evolucionando Xiaomi sus cámaras.

Enfoqué automático

Video 4K (60 FPS)

Video 4K (30 FPS)

Video FullHD (60 FPS)

Video Selfie (4K y FullHD)

Video cámara lenta

Os dejo una pequeña comparativa de la super estabilización (1080 a 30FPS) de este Xiaomi Mi 11 y un Samsung Galaxy S20 FE 5G. Juzgar por vosotros mismos per creo que aún tienen trabajo pendiente.

Estabilización Xiaomi Mi 11 vs Samsung Galaxy S20 FE 5G

Conectividad

Tengo que recordar que en concreto este Xiaomi Mi 11 es la “versión china”, y que existe otra “versión global” que ofrece una mayor compatibilidad con las redes. No obstante, esta versión china, ofrece una compatibilidad total con las redes de telefonía que actualmente disponemos en España. Ojo porque curiosamente esta versión China (no ocurre lo mismo con la Global) solo dispone de la banda B28a tanto para 4G como para 5G, no de la B28b y N28b. Para Europa y America no nos influye, aunque hay algún operador francés que utiliza en 4G la B28b, que es raro ya que solo son utilizadas por norma general en operadores Asiaticos.

Es compatible con la tecnología de redes 5G. Además, es dual nanoSIM, podrás llevar dos planes de datos al mismo tiempo.

De todas maneras, y si tenéis dudas al respecto, podéis echarle un vistazo a la compatibilidad de las bandas de frecuencia de cada operador en cada país con la herramienta gratuita que ofrece kimovil.

GLOBAL VERSION

Bandas 5G Bandas 4G Bandas 3G Bandas 2G

n1 (2100), n3 (1800), n5 (850), n7 (2600), n8 (900), n20 (800), n28 (700), n38 (2600), n41 (2500), n77 (3700), n78 (3500), n79 (4700)

B1 (2100), B2 (1900), B3 (1800), B4 (1700/2100 AWS 1), B5 (850), B7 (2600), B8 (900), B12 (700), B17 (700), B20 (800), B28 (700), B32 (1500), B38 (TDD 2600), B39 (TDD 1900), B40 (TDD 2300), B41 (TDD 2500), B66 (1700/2100)

B1 (2100), B2 (1900), B4 (1700/2100 AWS A-F), B5 (850), B8 (900)

B2 (1900), B3 (1800), B5 (850), B8 (900)

CN VERSION

Bandas 5G Bandas 4G Bandas 3G Bandas 2G

n1 (2100), n3 (1800), n28b (700), n41 (2500), n77 (3700), n78 (3500), n79 (4700)

B1 (2100), B2 (1900), B3 (1800), B4 (1700/2100 AWS 1), B5 (850), B7 (2600), B8 (900), B12 (700), B17 (700), B18 (800), B19 (800), B20 (800), B26 (850), B28b (700), B34 (TDD 2100), B38 (TDD 2600), B39 (TDD 1900), B40 (TDD 2300), B41 (TDD 2500), B42 (TDD 3500)

B1 (2100), B2 (1900), B4 (1700/2100 AWS A-F), B5 (850), B6 (850), B8 (900), B19 (800)

CDMA BC0 (800), B2 (1900), B3 (1800), B5 (850), B8 (900)

La conexión WiFi ha sido estable en todo momento. Tiene compatibilidad con el protocolo WiFi 6 (IEEE 802.11ax) además del IEEE 802.11ac que nos asegura poder conectarse a las bandas de 5GHz y a las bandas tradicionales de 2.4GHz consiguiendo unas velocidades de descarga realmente altas. Os dejo unas capturas de pantalla de los test de velocidad que he hecho con el WiFi en la banda de 5GHz, en la de 2.4GHz, usando la tecnología 4G y la tecnología 5G.

Test de velocidad: WiFi (5GHz) / WiFi (2.4 GHz) / 4G / 5G

Al tratarse del mejor smartphone de Xiaomi, no se podían haber olvidado nada, y es que cuenta con el chip NFC para poder realizar pagos como si se tratase de una tarjeta de crédito o de vincular dispositivos entre sí. También posee la última versión de Bluetooth 5.2 de bajo consumo, con la que no he tenido problemas de sincronización con dispositivos con versiones anteriores, como mis auriculares Realme Buds Air o un reloj que del cual estoy preparando una review para traerlo muy pronto.

En cuanto al posicionamiento, cuenta con GPS en las bandas L1 y L5, Glonass, Beidou B1 y B2, Galileo E1 y E5, QZSS. Yo no he tenido problemas, el posicionamiento ha sido rápido incluso dentro de casa.

Como ya he indicado cuenta con un LED de infrarrojos para poder utilizarlo como mando a distancia. La aplicación que viene es “Mi Remote” y viene instalada por defecto, al menos en esta versión china.

La única pega que le puedo encontrar a la conectividad, es que no tiene toma de auriculares de 3.5mm ni radio FM.

Bateria

Este Xiaomi Mi 11 tiene una batería de 4600 mAh de capacidad. A pesar de ser una cifra acorde a lo que estamos viendo en estas gamas altas, para usuarios exigentes se queda un poco justa. Hay que tener en cuenta que este smartphone tiene una resolución de pantalla (WQHD+) y una tasa de refresco de 120Hz lo que hace que consuma más batería.

Seguramente para los usuarios que simplemente hagan búsquedas en internet o interactúen con las redes sociales o saquen fotografías esporádicas les baste con dicha capacidad de batería. Pero los que además lo utilizamos además como consola y herramienta de trabajo, muy probablemente tengamos que pasar por un enchufe al final de la tarde.

En relación a lo mencionado en el párrafo anterior, personalmente no me preocupa en exceso, y os explico. Cuando sé que voy a exprimir la batería al máximo, y dada la carga rápida de 55W que tiene, le conecto 10 o 15 minutos a la corriente y ya tengo prácticamente toda la batería cargada ideal para echar unas partidas.

En cuanto a las pruebas de carga, al ser la versión china, no venía el cargador de carga rápida de 55W en la caja, y el cargador que tengo yo en casa es de 50W que es el que me vino en el Realme X2 Pro. Este no es compatible con la carga rápida del Xiaomi Mi 11 ni con mi Samsung Galaxy S20 FE.

Por lo tanto, las pruebas de carga las he realizado con un cargador de 40W de Xiaomi. Los tiempos de carga son los siguientes: en 15 minutos ha cargado 49%, en 30 minutos un 83% y la carga completa ha durado 45 minutos. Creo que son unos tiempos muy buenos a pesar de no haber utilizado un cargador de 55W.

Además, tiene carga inalámbrica de 50W y carga inalámbrica reversible de 10W.

Resumiendo

Es un smartphone con una estética cuidada gracias a sus materiales, aprovechando al máximo la superficie útil de la pantalla. Un nuevo diseño para la parte trasera que no recuerda a ningún otro smartphone fabricado hasta la fecha, y que seguramente sea cuestión de gustos, pero que a mí me gusta más que alguno de la competencia.

Unas dimensiones similares a las de cualquier otro smartphone y un peso de 196 gramos que lo sitúan en el límite entre un smartphone ligero y uno pesado.

Una pantalla Amoled de 6.81 pulgadas con una resolución WQHD+ y una tasa de refresco de 120Hz la cual destaca mucho y es uno de los puntos clave de este Xiaomi Mi 11.

Una configuración de cámaras que, aunque mejora con respecto a su predecesor, no encuentro el sentido al sensor macro. En condiciones de baja luminosidad la cámara es lenta y no consigue unos resultados que llamen la atención. Creo que deben de seguir mejorando este apartado para destacar como ya lo hizo Huawei y Samsung en su momento.

En cuanto a conectividad y a pesar de tener la versión china, cuenta con todas las bandas de frecuencia 4G y 5G que se están utilizando hoy en día en España. Además, cuenta con una buena conectividad gracias al WiFi 6, Bluetooth 5.2 BLE, chip NFC, GPS… Una lástima no encontrarnos toma de auriculares de 3.5mm.

Un smartphone que es digno de recomendar. Tiene un precio bastante bueno para todo lo que aporta. Seguramente la batería de 4600 mAh no sea su punto más fuerte, pero con ponerlo a cargar 15 minutos tendremos más del 50% cargado.

Lo Kibueno

  • Pantalla
  • Rendimiento
  • Carga rápida de 55W
  • Carga inalámbrica de 50W
  • Sonido

Lo Kimejorable

  • Batería escasita
  • Jack de audio 3.5mm
  • Radio FM
  • Fotografía nocturna lenta
  • IP68 (resistencia agua y polvo)
Ver características y precios del Xiaomi Mi 11 en Kimovil.com