Unboxing

Lightinthebox

En primer lugar, agradecer a la gran tienda LightInTheBox por habernos prestado este Xiaomi Mi Max 3 para ponerlo a prueba en condiciones reales.

Ya ha pasado un año desde que provee el Xiaomi Mi Max 2 y aquel teléfono por entonces ya me parecía grande. Hoy tenemos la review del Xiaomi Mi Max 3, un teléfono completamente renovado y con la pantalla más grande si cabe.

Este teléfono, viene en una caja blanca, con el nombre del modelo del smartphone en la parte superior en color dorado. En la parte trasera de la caja, podremos encontrar las especificaciones más características del terminal (vienen en chino).

Según lo abrimos, vemos el teléfono en la zona superior. Si lo retiramos, vemos un pequeño sobre con instrucciones, y el pincho para abrir la ranura de las tarjetas. Debajo del Smartphone, el cargador de 5V = 3A / 9V = 2A / 12V = 1.5A versión china (Quick Charge 3.0) y un cable USB a USB tipo C de 1 metro de longitud en color blanco.

En este caso, se trata de la versión negra de 4GB y 64GB de almacenamiento, aunque existe en color dorado y color azul y con 6GB de memoria RAM y 128GB de almacenamiento.

Lamentablemente, en este caso, Xiaomi se ha olvidado de añadir una funda de TPU para proteger el terminal, ya que este teléfono tiene unas dimensiones bastante inusuales.

Vídeo Unboxing

Software

Este terminal viene con una ROM Global estable MIUI 9.6.4 multilenguaje basada en Android 8.1 Oreo, aunque lo más probable es que muy pronto se pueda actualizar a MIUI 10 de manera oficial desde la página de MIUI o mediante vía OTA (recibiendo la notificación de actualización en el móvil).

Además, esta versión de MIUI está traducida al Inglés, Chino, Español, Portugués, Catalán, Gallego y Euskera entre muchos otros idiomas.

Hay que aclarar, que últimamente los teléfonos Xiaomi que se están presentado no vienen actualizados con MIUI 10, aunque desde la empresa, aseguran que contará muy pronto con la versión MIUI 10.

Para los que no sepáis, MIUI es la capa de personalización que traen los Xiaomis, la cual no tiene cajón de aplicaciones por lo que todas estarán todas en la pantalla principal. Además, se trata de una capa de personalización muy completa e intuitiva, muy fácil de utilizar.

Al tratarse de una ROM Global, incorpora los servicios de Google entre los que se incluyen la tienda de aplicaciones Google Play, YouTube, Mapas y Gmail. Por otra parte, algo que me ha parecido digno de mención, es que esta ROM también trae la aplicación de Amazon, y la de Facebook, así como sugerencias de aplicaciones promocionadas como AliExpress o Twyp. También trae instalada la App de videollamada Skype, y las aplicaciones de ofimática Microsoft Word, Excel, PowerPoint y Outlook.

Todas ellas se pueden desinstalar sin ningún problema.

Por otra parte, tengo que aclarar que en ocasiones puede resultar complicado gestionar las notificaciones bajo esta capa de personalización y por ello si se tiene algún problema, hay que recurrir a tutoriales para conseguir una correcta configuración.

Y a pesar de tratarse de un terminal con el sensor de huellas en la parte superior trasera, este Xiaomi Mi Max 3 no cuenta con reconocimiento facial de ningún tipo, ni siquiera por fotografía, algo que en mi opinión es casi necesario para un dispositivo tan grande.

También me gustaría mencionar que Xiaomi al igual que Apple con “Siri”, Google con “Google Now” y Samsung con “Bixby”, ha añadido un asistente de voz denominado “Xiao IA” basado en su inteligencia artificial. Por el momento únicamente está disponible en Chino y para la ROM China, por lo que en esta versión del sistema operativo nos tendremos que conformar con Google Now.

Y algo que me ha parecido muy curioso y que nos hemos dado cuenta al hacer tanto esta review, como la del Pocophone F1, y que pasa con muchos terminales de Xiaomi, es que si configuras la región de España, no figura el reconocimiento facial, y en cambio si añades Hong Kong como región preferente, aparece la opción de reconocimiento facial. En este caso, se trata de un modo de reconocimiento facial basado en infrarrojos que desbloquea instantáneamente el teléfono (esto se puede comprobar poniendo una cámara encima del teléfono para poder ver el led infrarrojos).

Tras pasarle el antivirus Malwarebytes y al tratarse de la versión global, no ha detectado aplicaciones maliciosas.

Diseño y Materiales

Aparentemente se trata de un terminal muy moderno, con pequeños bordes en la parte inferior y superior con un diseño muy similar al Xiaomi Redmi Note 5 y al Xiaomi Redmi 5 Plus. El phablet o smartphone, está completamente fabricado en metal y le proporciona un diseño elegante a parte de un extra de robustez. Además, en este material no se quedan las huellas de los dedos. No obstante, cabe mencionar que me ha resultado extremadamente resbaladizo, por lo que sería aconsejable ponerle una funda para evitar que el smartphone se deslice de la mano.

Este Xiaomi Mi Max 3 es hasta el momento, el teléfono más grande de Xiaomi, con unas dimensiones 87.4 mm de ancho x 176.2 mm de alto x 8 mm de grosor y con un peso de 220 gramos siendo un poquito más grande que el Xiaomi Mi Max 2. Me parece relevante comentar, que a mi parecer es exageradamente grande y que puede resultar difícil agarrarlo con una sola mano.

El smartphone tiene una pantalla LCD IPS de 6.9 pulgadas con una resolución Full HD+ de 1080x2160 pixeles siendo un 6,5% más alta que el Xiaomi Mi Max 2. La densidad de pixeles por pulgada es de 345 situándose un poco por debajo de los teléfonos de gama alta.

Creo que la pantalla es bastante buena en su conjunto. Los colores son muy intensos con una alta definición (84% NTSC). El brillo también es bueno. Tiene 420 nits de luminosidad, con lo que en raras ocasiones será necesario forzar la vista. Además, en modo automático, se ajusta muy bien a las diferentes situaciones de luminosidad. También mencionar, que este terminal dispone de diferentes modos de brillo o color de pantalla como, por ejemplo, el modo noche para que resulte más cómoda la lectura o incluso un modo de protección para los ojos (que pone la pantalla un poco más amarilla para evitar dañar la vista).

La pantalla tiene una superficie útil del 79% y unratio de pantalla de 18:9 lo que hace que aproveche muy bien los bordes. Además a diferencia del Xiaomi Mi 8, no dispone de “notch” o ceja al estilo del iPhone X.

En el marco superior, está el altavoz de llamadas, que se escucha alto y claro. A la izquierda hay un pequeño LED de notificaciones en color blanco que no se puede configurar para las diferentes notificaciones. A la derecha del altavoz, está la cámara selfie.

En el lateral izquierdo está la ranura para introducir la bandeja de las nano SIMs, En el lado derecho se sitúa la típica botonera de subir y bajar volumen y el botón de encendido y apagado.

En la parte de abajo, al igual que la mayoría de los dispositivos, tiene el USB tipo C (reversible) en la parte central, y a los laterales, están los orificios para el altavoz y el micrófono.

En el lateral superior, tenemos el conector Jack 3,5mm para los auriculares y un LED infrarrojos para poder utilizar nuestro smartphone como un mando a distancia.

En la parte trasera del dispositivo, en la esquina superior izquierda, están las dos cámaras fotográficas colocadas en vertical, con un doble flash LED entre ellas (como viene siendo habitual desde la aparición del iPhone X). Estas cámaras sobresalen un milímetro de la superficie. En el centro se encuentra el lector de huellas dactilares, que es muy rápido y preciso. Aunque debo mencionar que como este teléfono es tan grande puede resultar muy difícil llegar hasta el sensor de huellas.

Potencia y Hardware

Antes de instalar cualquier aplicación, y para comprobar la potencia y el rendimiento del smartphone he instalado la aplicación “AnTuTu Benchmark v7”. El resultado ha sido de 119385 puntos un resultado muy parecido a los terminales que montan el mismo procesador. Además, con este resultado, comprobamos que se trata de un terminal de gama media.

Estas características son muy similares a las del Xiaomi Redmi Note 5, pero con la diferencia de que este Xiaomi Mi Max 3 es mucho más grande y cuesta alrededor de 215€ en vez de 130€ que cuesta el Redmi Note 5.

En cuanto a sus características, este Xiaomi Mi Max 3 viene con un procesador de gama media Qualcomm Snapdragon 636, el cual a pesar de no ser el más potente del fabricante proporciona un rendimiento bastante bueno ideal para la gama media. Además, junto con el procesador, añade un procesador gráfico Adreno 509 capaz de mover los juegos más pesados.

Existen dos versiones de este smartphone, uno con 4 GB de memoria RAM y con 64GB de almacenamiento interno, y otro con 6 GB de RAM y 128GB de almacenamiento. Como ya he dicho, esta versión es la de 4 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento interno. LA memoria RAM, es del tipo LPDDR4 para una mayor velocidad. Además, este terminal permite la añadir una tarjeta de memoria micro-SD para disponer de más espacio de almacenamiento.

También mencionar, que el tipo de memoria de almacenamiento utilizado por Xiaomi es eMMC 5.1 llegando a 209,57MB/s de velocidad de lectura y 207,08MB / s de escritura.

Además, como novedad, le hemos pasado 2 test de inteligencia artificial para saber si es cierto que dispone de esta característica, pero los resultados han sido bastante malos. (Como os avanzaré en la sección de fotografía creo que no dispone por el momento de esta función).

En el día a día el teléfono funciona bien con las aplicaciones de redes sociales (Facebook, Twitter o Instagram) o las apps de mensajería (Whatsapp, Telegram o Messenger). A la hora de jugar, tampoco he tenido problemas de rendimiento, pero si un poco de sobrecalentamiento.

Tras jugar a varios juegos, como el “Clash Royale” el funcionamiento es bueno y no se aprecian signos de “lag” o retardo (característica muy importante al jugar online en modo multijugador).

También lo he probado 40 minutos con el “PUBG Mobile. La jugabilidad ha sido muy buena, sin ningún tipo de perdida de rendimiento, permitiéndome incluso ganar la partida. No obstante, al finalizar de jugar lo hemos sometido a varias pruebas de temperatura:

  • En primer lugar, el procesador ha pasado de 30ºC hasta los 40ºC en 50 minutos.
  • Por otra parte, tras medir la temperatura de la parte superior de la pantalla, hemos comprobado que ha pasado desde 29,5ºC hasta los 36ºC. Por el contrario, la parte trasera se ha calentado más, pasando de 30,4ºC hasta casi los 39ºC.

(Esto se puede apreciar en el vídeo siguiente).

Test de calentamiento mientras juego

En cuanto al sonido, hay que decir que la calidad del altavoz es bastante buena. Dispone de un doble altavoz situado en la parte inferior capaz de producir un sonido más claro y con un efecto estéreo. No obstante, también hay que tener en cuenta que dependiendo de cómo lo agarremos, nuestras manos pueden reducir o distorsionar el sonido del teléfono.

Después de analizarlo con una aplicación de sonómetro, el dispositivo emite 81 dbs usando el tono de llamada que viene por defecto.

Test Sonido

Cámara

Al igual que el Xiaomi Redmi Note 5, este Xiaomi Mi Max 3 dispone de un sensor Samsung S5K2L7 de 12 megapíxeles con una apertura focal 1.9 y un tamaño de pixel de 1.400µm. Pese a que muchos medios indican que lleva como sensor principal el Sony IMX363, hemos comprobado en el modo ingeniero que es el Samsung.

En cuanto al sensor secundario, se trata del Samsung S5K5E8 de 5 megapíxeles con f/2.0 de apertura focal y el tamaño del pixel es de 1.120 µm. Es el mismo sensor utilizado para el Xiaomi Mi8 SE Y como viene siendo habitual, desde la aparición del iPhone X, las cámaras vienen situadas de forma vertical con un doble flash LED entre los dos sensores.

La aplicación es la misma que tienen todos los modelos de Xiaomi, ya que es intuitiva y cómoda de utilizar. Tiene muchos modos de disparo con los que podrás conseguir diferentes efectos y acabados, como, por ejemplo, el efecto retrato, HDR, panorámico y muchos otros más. Además, el efecto “bokeh” o desenfocado que es capaz de sacar es brillante.

Según las especificaciones del dispositivo, cuenta con “inteligencia artificial” para reconocimiento de objetos y escenarios mediante la cámara y así ajustar de manera automática algunos parámetros para conseguir obtener una fotografía perfecta en cualquier circunstancia.

La cámara selfie monta un sensor Samsung S5K4H7 de 8 Mpx con una apertura f/2.0 y 1.120 µm de tamaño de píxel.

En mi opinión el rendimiento de la cámara fotográfica es bastante bueno teniendo en cuenta el precio que tiene. En condiciones de buena luminosidad las fotos están bien y a medida que disminuye empieza a añadir mucho ruido. El doble flash LED se comporta de una manera correcta, cumpliendo su función siempre y cuando el objeto al que queramos fotografiar esté a escasos metros de distancia.

La cámara selfie es en mi opinión es muy buena, y es capaz de obtener grandes fotografías con modo belleza o incluso en modo retrato (es decir con el fondo desenfocado).

Me gustaría añadir, que, en este caso, este dispositivo aun no tiene IA (inteligencia Artificial) para el reconocimiento de paisajes y que muy probablemente llegue con la actualización a MIUI 10. Esta IA, hace que la cámara se ajuste a las condiciones de la fotografía permitiéndonos sacar fotos con una mayor calidad.

La cámara graba con una resolución máxima de 4K a 30fps. También mencionar, que posiblemente con la llegada de MIUI 10, esto cambie y se pueda grabar a 60fps.

Además, según aparece en el dispositivo, dispone de un modo de cámara lenta a 120 FPS con grabación a 720p, aunque en mi caso no lo he podido habilitar y me he tenido que conformar grabando a 30fps.

Test Vídeo 4K

Test Vídeo Slow Motion (cámara lenta)

Test Vídeo (cámara rápida)

Test Vídeo Selfie

Test enfoque camara

En definitiva, cuando las condiciones de luz son buenas, la cámara de fotos graba bien, pero a medida que desaparece la luz (no tiene por qué estar de noche), la imagen empieza a no captar bien los colores.

Conectividad

Desde su expansión internacional, Xiaomi ha optado por crear una única línea de productos con todas las bandas de frecuencia usadas habitualmente. Y en este caso independientemente del modelo, este Xiaomi mi Max 3, viene con todas las frecuencias necesarias para un correcto funcionamiento en España incluyendo la banda de frecuencia de 800MHz (B20) destinada para mejorar la conectividad 4G.

Estas son las bandas de frecuencia de las que dispone este dispositivo:

Bandas 4G: Bandas 3G: Bandas 2G:

B1 (2100), B3 (1800), B4 (1700/2100 AWS 1), B5 (850), B7 (2600), B8 (900), B20 (800), B34 (TDD 2100), B38 (TDD 2600), B39 (TDD 1900), B40 (TDD 2300), B41 (TDD 2500)

B1 (2100), B2 (1900), B5 (850), B8 (900)

CDMA BC0 (800), B2 (1900), B3 (1800), B5 (850), B8 (900)

Viendo las bandas de frecuencias que añade, este terminal es apto para cualquier operadora española, no obstante, si quieres comprobar si es válido para otros países, puedes comprobarlo desde la nueva herramienta de Kimovil.

El WiFi funciona bastante bien. Dispone de los protocolos de estandarización IEEE 802.11a/b/g/n para las redes tradicionales de 2.4GHz y el protocolo IEEE 802.11n para redes WiFi de 5 GHz. Mediante este protocolo, la conexión es más estable ya que evita interferencias entre dispositivos.

En cuanto al Bluetooth, dispone de Bluetooth 5 LE de bajo consumo y un GPS que posiciona perfectamente en apenas unos instantes. No obstante, he intentado utilizarlo en el coche, pero no lo he podido utilizar porque el Xiaomi Mi Max 3 no entraba en los diferentes soportes de los que disponía. (Es demasiado grande XD).

Como viene siendo usual, este smartphone dispone de una ranura Dual SIM por lo que podrás llevar dos tarjetas nano SIM simultáneamente. Otra cosa que me ha sorprendido mucho ha sido la posibilidad de hacer uso de las 2 conexiones de datos simultáneamente, ya que normalmente no se puede. Es compatible con llamadas VoLTE que se realizan a través de la red de datos 4G.

Tiene un pequeño LED de notificaciones blanco y como ya he dicho anteriormente, tiene un LED infrarrojos para utilizarlo de mando a distancia. Hay que recordar que cada vez son menos los dispositivos que lo añaden y que para mi gusto es de agradecer. También dispone de radio FM sin necesidad de aplicaciones externa, USB OTG para añadir pendrives y cuenta con toma Jack 3,5mm para auriculares. Lamentablemente, no dispone de tecnología NFC para pagar en comercios.

Bateria

A pesar de su delgadez, este Xiaomi Mi Max 3 tiene una **batería de 5500 mAh que gracias a su procesador Snapdragon 636, hace que la duración de la batería se situé alrededor de un día y medio. Esto sucede porque a pesar de tener una batería de gran capacidad, la pantalla es muy grande y consume mucha energía.

Estos datos son relativos y dependen de la configuración que escojamos, ya que, si tenemos el WiFi, el bluetooth o el brillo al máximo la batería durará bastante menos.

Y a pesar de que el procesador de este dispositivo (Snapdragon 636) soporta la carga rápida “Quick Charge 4”, el fabricante únicamente ha optado por añadir Quick Charge 3.0, ya que en la actualidad no hay cargadores compatibles con esta tecnología.

Si utilizamos el cargador oficial, la carga rápida es de 9V / 2A a 18W, llegando a cargar un 31% en apenas media hora. Y tras 2 horas enchufado a la corriente, el móvil se ha cargado por completo.

Para comprobar las horas de pantalla encendida, he puesto a reproducir videos de “Youtube” con el brillo al máximo y el resultado ha sido de 8 horas y media aproximadamente. Esta cifra se puede estirar, si reducimos la intensidad del brillo a la mitad.

Resumiendo

Este Xiaomi Mi Max 3 tiene un diseño y una estética muy atractivos que nos recuerdan mucho a los terminales que está presentando la marca, pero con una “gran” diferencia: su tamaño.

Fabricado en metal y con un tamaño excesivamente grande para mí gusto: tiene unas dimensiones exageradamente grandes y es bastante complicado de sujetarlo. Desde mi punto de vista, se hace bastante complicado poder llegar a todas las partes del teléfono con un solo dedo y creo que es necesario agárralo desde más arriba para intentar abarcar toda la pantalla. Es muy resbaladizo.

Aun así, la pantalla está muy bien aprovechada y tiene muy pocos márgenes

En cuanto al sistema operativo, Xiaomi lo está haciendo bien ya que cuenta con la versión de Android 8.1 Oreo bajo una capa de personalización MIUI 9.6. Esta versión se actualizará pronto a MIUI 10 otorgando nuevas funciones que posiblemente hagan de este teléfono un terminal más completo. Además, viene con las aplicaciones de Google ya instaladas por lo que no tendremos que preocuparnos por ello.

No obstante, algo que no me ha hecho mucha gracia, ha sido la cantidad de aplicaciones de terceros que trae esta ROM.

El procesador Qualcomm Snapdragon 636 de 8 núcleos y su procesador gráfico Adreno 509 funcionan bien, y con sus 4 GB de memoria RAM (en esta versión) es capaz de obtener un buen resultado (comparando siempre con un teléfono de gama media). Además, la memoria de almacenamiento interna de 64GB, es más que suficiente a pesar de que cuenta con una ranura para tarjetas micro SD.

La doble cámara principal de 12 y 5 Mpx funciona bien en condiciones de buena luminosidad y la cámara selfie de 8 Mpx proporciona uno resultado realmente bueno.

Este Xiaomi Mi Max 3 cuenta con todas las redes para España, incluyendo la banda de 800 MHz para el 4G, y dispone de radio FM, bluetooth 5.0 de bajo consumo, LED infrarrojos y la toma de auriculares Jack 3.5mm. No obstante, algo de lo que se han olvidado es del chip NFC.

Otro de los detalles que no me han gustado es que el led de notificaciones es blanco y no se puede cambiar de color.

La batería de 5500 mAh que proporciona un día y medio de uso y tiene una carga rápida que se carga en tan solo 2 horas.

Lo Kibueno

  • Pantalla y diseño
  • Radio FM
  • Dispone 4G Dual

Lo Kimejorable

  • Tiene muchas apps de terceros
  • Ausencia de NFC
  • Led de notificaciones Blanco
Ver características y precios del Xiaomi Mi Max 3 en Kimovil.com