Unboxing

Gearbest

Gracias a Gearbest por ofrecernos este Xiaomi Mi Note 2 para llevar a cabo nuestra review. Una sencilla caja guarda este smartphone, que nos recibe nada más retirar la tapa superior que lo cubre envuelto por plásticos protectores. Debajo de la bandeja que lo contiene se encuentra un pequeño manual de uso (en perfecto chino) que contiene un clip en una de las solapas para poder retirar la bandeja de las tarjetas nanoSIM. Además, se incluye una funda de plástico duro transparente que será muy útil para comenzar a utilizar este Mi Note 2. El cargador que viene de serie tiene clavijas chinas, por lo que será necesario utilizar un adaptador europeo, y el cable USB viene con conexión type-C.

software

Este Mi Note 2 llega con Android 6.0.1 Marshmallow con la ya conocida capa de personalización MIUI, en este caso en su octava versión. Para los que ya estén familiarizados con ella, no encontrarán grandes diferencias respecto a otros terminales. En cambio, para los que nunca antes hayan experimentado a fondo la interfaz de los Xiaomi, la primera toma de contacto puede resultar un tanto extraña debido a sus particularidades.

En este caso, hemos probado el Mi Note 2 con la ROM global, que está en inglés y chino, aunque realmente está muy enfocado al mercado asiático. Así pues, no será raro encontrar menús y apps en perfecto chino mandarín y servicios de Xiaomi plenamente orientados a su uso en su país de origen.

Como viene siendo habitual, no hay rastro de los servicios de Google, y habrá que realizar una instalación que no será muy complicada para usuarios medios y avanzados, si bien requerirá de paciencia y habilidad extra para los menos experimentados.

Xiaomi apuesta por crear un ecosistema cada vez más propio y diferenciado, algo que se ve tanto en la amplia gama de productos que fabrica como en el software con el que los dota. La mayoría de aplicaciones que vienen instaladas de serie son un claro ejemplo de ello: Mi Account, Mi Live, Mi Home, Mi Wallet, Mi App Store… Todas ellas pensadas para alimentar el universo Xiaomi y otorgar un valor añadido a sus terminales, pero que resultan inútiles para usuarios occidentales.

Las apps que sí pueden marcar la diferencia en este Note 2 tienen que ver con el rendimiento, la seguridad y la personalización. Con Security, será muy sencillo gestionar todos los permisos de las aplicaciones que tenemos instaladas, la información a la que pueden acceder y la memoria que ocupan en nuestro terminal. También podremos visualizar el consumo de batería del Note, el gasto de RAM o los riesgos potenciales a los que nos podemos exponer con el uso de ciertas apps a modo de antivirus.

Otra función interesante es Second Space, con la que se podrá crear un escritorio alternativo y que será muy útil para quienes quieren alternar entre un entorno laboral con apps específicas y otro relacionado con el ocio y el tiempo libre, o para quienes comparten su smartphone con otras personas y prefieren mantener sus datos y apps a buen recaudo.

La personalización es uno de los pilares sobre los que se apoyan los Xiaomi, dando la posibilidad de hacer cambios superficiales de apariencia (temas, fondos, animaciones…) o adentrarse en las opciones más avanzadas (duplicar aplicaciones para usar varias cuentas a la vez, configurar los permisos de forma individual…).

Y, para tareas más sencillas, Xiaomi apuesta por aplicaciones propias de reproducción de audio y vídeo, lectura de ebooks y archivos PDF, grabadora de sonidos, gestor de archivos descargados, brújula o calculadora. Como curiosidad, la suite de Microsoft Office vendrá instalada de serie, incluyendo el asistente de voz Cortana.

Diseño y Materiales

Sin duda, Xiaomi se ha esmerado con el diseño del Mi Note 2. Su aspecto, materiales y sensación en mano lo encumbran como uno de los smartphones más atractivos de este año. Cuenta con unas dimensiones de 77,3 x 156,2 mm, un grosor de 7,6 milímetros y un peso de 166 gramos. Puede parecer un móvil grande, pero gracias a su pantalla curva y sus esquinas redondeadas es un terminal increíblemente cómodo, a lo que también ayuda su grosor y su relativa ligereza en cuanto a su tamaño global.

La pantalla es un panel oled LG de 5,7 pulgadas con resolución 1080 x 1920 px, que le otorga una densidad de 386 píxeles por pulgada y una superficie útil del 72% del frontal del terminal. Puede que el haber optado por una resolución Full HD en vez de dar el salto 2K no haya sido la mejor opción teniendo en cuenta el tamaño de la pantalla y el salto cualitativo a todos los niveles que supone este Mi Note 2, pero en cualquier caso no se echará tanto de menos.

Lo más llamativo de la pantalla es su curvatura, ya que se expande hacia ambos costados del terminal al estilo de los Galaxy Edge de Samsung. Es una característica principalmente estética, ya que no aporta nada más allá del efecto diferencial y, de hecho, la curvatura del panel no es tan pronunciada (a pesar de que la del cristal sí lo sea).

Los esfuerzos por crear una pantalla curvada han debido de ocasionar el descuido de otro aspecto fundamental: su visibilidad. En condiciones de iluminación óptima (tanto en exteriores como con luz artificial) el Mi Note 2 responde perfectamente, pero solo si se utiliza mirándolo de frente. Al inclinar un poco el terminal hacia cualquier lado, las tonalidades azules invaden toda la pantalla y los ángulos de visión se reducen drásticamente.

Bajo la pantalla se encuentra el botón de inicio, que cuenta con un veloz lector de huellas capaz de detectar el dedo del usuario desde casi cualquier ángulo, y que está rodeado por dos pequeños puntos de luz que hacen las funciones de los botones capactivos de los terminales android.

En el marco superior se encuentran el altavoz de llamadas, la cámara frontal y un LED de notificaciones (tan configurable como el resto de aspectos de este Mi Note 2) y que también indica el estado de la batería al cargar el smartphone o cuando está a punto de agotarse.

Tanto la parte frontal como la trasera de este terminal son de cristal con protección Corning Gorilla Glass 3 resistente a golpes y rayaduras, y el chasis que lo rodea está hecho de una aleación de aluminio muy suave y agradable al tacto. En el lateral derecho encontramos los botones de volumen y bloqueo/apagado, también metálicos y extremadamente finos. En el lateral izquierdo, en cambio, se sitúa la bandeja SIM, con capacidad para dos tarjetas nanoSIM. En la parte inferior se encuentra el puerto USB-C con el altavoz y el micrófono a ambos lados, mientras que en la parte superior se ubican el conector minijack 3,5mm, un micrófono de cancelación de ruido, y un pequeño sensor de infrarrojos.

La transición entre frontal y trasera, como era de esperar, es totalmente suave y fluida gracias a la curvatura de sus cristales, y da paso a una cámara con apenas protuberancia y un par de flashes tonales.

Potencia y Hardware

Este Xiaomi Mi Note 2 cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 821 quad core a 2,35 GHz, una GPU Adreno 530, 6 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento no ampliables. Indudablemente estamos ante uno de los smartphones más potentes que existen actualmente, y su benchmark en AnTuTU de 160.227 puntos lo confirma. No hay app en el mercado que se resista a la fuerza bruta de este terminal.

Para comprobarlo, hemos probado algunos de los juegos más exigentes de la Play Store como Asphalt 8, Asphalt Xtreme, Dead Effect 2, Real Racing 3 y Modern Combat 5. También hemos echado partidas a juegos con menos carga gráfica pero de largos usos, como Pokémon Go, Clash Royale, FIFA Mobile y Vainglory. En todas las ocasiones, la experiencia de juego ha sido espectacular, muy fluida y sin caídas de frames.

Lo mismo sucede al usar apps de edición y visualización de fotografía y vídeo, apps de mensajería o navegación mediante el GPS. Los cambios entre apps son rápidos y no se notan parones ni bloqueos en prácticamente ningún momento.

Aunque se trata de un terminal tope de gama, este smartphone no es resistente al polvo ni al agua ni incluye auriculares de serie, pero sí que ha habido una especial atención en cuidar el apartado sonoro. La reproducción del audio es de alta calidad a través del altavoz integrado, y cuenta con una opción para adecuar el sonido a los auriculares conectados (siempre que sean de Xiaomi), y también se incluye un ecualizador que resulta muy útil. El mismo empeño han puesto en la grabación de sonido, que presenta una calidad que cancela ruidos y enfatiza las voces.

Cámara

La cámara principal del Mi Note 2 lleva un sensor Sony IMX318 Exmor RS de 22.5 mpx y una apertura de f/2.0, acompañada por un flash dual LED. Xiaomi ha querido aumentar la cantidad de megapíxeles para una mayor resolución, desmarcándose de la tendencia que siguen otros flagships.

La calidad de las fotografías es muy buena en prácticamente cualquier condición, destacando las escenas nocturnas y de interiores con poca luz pero con flash. Utilizando el modo automático, hemos conseguido imágenes bien expuestas y con una saturación adecuada. Es de esperar que un smartphone como este tenga una cámara a la altura del resto de prestaciones, y realmente estamos ante una cámara buena, pero esperábamos algo más. La ausencia de estabilización, en algunos casos, crea imágenes trepidadas que empañan

Precisamente una de sus características clave, la resolución, es donde más flojea el apartado fotográfico. Obtendremos fotos de grandes dimensiones y aparentemente nítidas, pero cuando queremos recortar (aprovechando los 22.5 mpx), descubrimos que los detalles pierden nitidez.

Diurnas

Img 20161206 164133
Img 20161206 163940
Img 20161206 152431 Hdr
Img 20161206 165447 Hdr
Img 20161206 165222 Hdr

Nocturnas

Img 20161205 210826 Hdr
Img 20161205 212439 Hdr
Img 20161205 212518 Hdr
Img 20161205 211647 Hdr

Interior

flash off / on

Img 20161208 165743
Img 20161208 165750
Img 20161207 185925 Hht
Img 20161207 185915
Img 20161207 185809
Img 20161207 185819
Img 20161207 184931
Img 20161207 184941

Cámara interna

Img 20161206 1644541
Img 20161206 164446

Por lo demás, no tendremos problemas en utilizar la cámara en situaciones cotidianas y, si queremos dar un paso más allá, contamos con un modo manual para controlar la velocidad de obturación, la ISO o la exposición. La app integrada por Xiaomi es extremadamente sencilla para preocuparnos solamente de apuntar y disparar, pero se agradece que haya un hueco para quienes busquen expandir su creatividad.

El resto de modos incluidos abarcan las opciones más generales, como el modo nocturno, panorámico o tilt-shift, así como opciones de HDR y de belleza para selfies y fotos grupales. La cámara interna, de 8 mpx y f/2.0, mantiene la buena calidad del apartado fotográfico del terminal. Cuenta con enfoque automático y detección de rostros en fotos de grupo.

El apartado de vídeo destaca por grabaciones de hasta 4K a 30 fps y estabilización digital, con modos para crear time-lapses o vídeos a cámara lenta de hasta 120 fps en resolución Full HD.

Conectividad

La versión global de este Mi Note 2 viene con conectividad 4G LTE con soporte para la banda 20 de 800 MHz, por lo que no habrá problemas en obtener grandes velocidades en territorio occidental. Para la geolocalización, dispone de recepción de señales GPS, AGPS, GLONASS y posicionamiento especial para Baidu (para servicios en China). En conexiones Wi-Fi, incluye los estándares 802.11a, 802.11ac, 802.11b, 802.11g, 802.11n y 802.11n a 5 GHz. También cuenta con NFC y Bluetooth 4.2 LE de bajo consumo, pero no han incluido radio FM. No hay posibilidad de aumentar la memoria interna mediante tarjetas microSD dejando hueco únicamente para dos tarjetas nanoSIM, aunque no se echará mucho en falta con los 128 GB disponibles.

La recepción Wi-Fi es muy buena, manteniendo la señal sin muchas dificultades a una distancia de 15 metros del router y a través de tres muros. Existe la posibilidad de poder crear un puto de acceso y de intercambiar archivos de forma local mediante Wi-Fi direct creando una red Wi-Fi propia.

Las pruebas con el GPS también han sido satisfactorias. El smartphone se conecta rápidamente a los sistemas de navegación y la experiencia en un viaje de ida y vuelta de 60 km ha sido adecuada.

Bateria

La batería que trae este dispositivo es de 4070 mAh, una capacidad adecuada para su tamaño y características. Con un uso habitual de redes sociales, mensajería, consulta del correo, navegación web y un par de partidas ocasionales, es fácil superar el día y medio de duración. Si el uso es más intensivo (vídeos, fotografías, mapas y juegos más exigentes), el Mi Note 2 superará el día de duración y no habría que cargarlo hasta el día siguiente.

Cuenta con modo de bajo consumo que se activa cuando queda menos del 20% de capacidad, y una monitorización constante de cuáles son las apps que más están consumiendo en ese momento, por lo que es fácil llevar un control para alargar la duración en momentos en los que sea necesario.

Dispone de carga rápida Quick Charge 3.0 de Qualcomm, ofreciendo un 50% de carga en menos de media hora y una carga completa en hora y media, siempre y cuando se utilice un adaptador compatible

Resumiendo

El Xiaomi Mi Note 2 es claramente uno de los smartphones más potentes y atractivos de los últimos meses de 2016. Está equilibrado en todos sus aspectos, destacando sobre todo en rendimiento. En comparación con otros topes de gama, tal vez se quede un poco a medias en cuanto a opciones extra (certificado IP, cámara con un valor diferencial, densidad de píxeles mayor que 400 ppp…), teniendo en cuenta también que su precio aumenta considerablemente respecto al resto del catálogo de Xiaomi, dando la sensación de que se podría haber ofrecido un poco más.

Por supuesto, es un móvil muy bueno, que da gusto utilizar y que satisface todo tipo de tareas y usos. Altamente recomendable para quien busca gran potencia, capacidad de almacenamiento y quiere un diseño a la altura de los mejores.

Lo Kibueno

  • Potencia
  • Diseño y materiales
  • Conectividad

Lo Kimejorable

  • Ángulos de visión de la pantalla
  • Calidad de la cámara
Ver características y precios del Xiaomi Mi Note 2 en Kimovil.com