Unboxing

Thumb 6955 Brands Medium

Me hace especial ilusión haber podido probar durante estos días el Xiaomi Redmi 5 Plus, un smartphone que tengo que agradecer a la tienda Gearbest por habérnoslo enviado.

Hay bastantes personas que, por las especificaciones de ambos terminales, han comparado el Xiaomi Mi A1 con este que voy a analizar. En mi opinión son dos móviles muy similares, en la que hay que destacar el sistema operativo en el Xiaomi Mi A1 y el diseño y la pantalla de este Redmi 5 Plus.

Este smartphone viene en una caja de cartón de color rojo con el nombre del modelo prácticamente en todos los laterales. En la parte de abajo están las especificaciones del terminal y los números IMEI. En el interior encuentro una pequeña cajita donde está una funda de TPU muy fina de color gris oscuro semi-trasparente y una guía de inicio rápido. Debajo encuentro el smartphone y, justo en el fondo, separados por dos pequeños compartimentos, están el cargador de 5V a 2A, el pincho para acceder a la ranura de las tarjetas SIM y un cable micro USB a USB.

Me gusta que incorpore una funda para proteger el smartphone. Hasta el momento solo lo había visto en las versiones exclusivas del Xiaomi Mi Mix. ¡Un detalle!

Sin embargo, no puedo creerme que, a estas alturas, Xiaomi no haya incorporado el estándar USB Type C en este dispositivo. A pesar de tener un precio reducido creo que hubiera sido un acierto incluirlo. ¡Una pena!

Software

Al tratarse de la versión china, este Xiaomi Redmi 5 Plus venía con la capa de personalización MIUI 9 versión China por lo que únicamente tiene cuatro idiomas: chino, inglés y otros dos idiomas que no reconozco. Esta capa de personalización está basada en el sistema operativo Android 7.0 Nougat.

Como ya casi todo el mundo sabrá, Xiaomi está llegando a muchos países de forma oficial y por ello, el fabricante pone a disposición de las personas que lo deseen la ROM Global multilenguaje. Todo aquel que compre un dispositivo de la marca ya sea la versión china como la que tengo yo, podrá cambiar la ROM gracias a la página web oficial del fabricante y este tutorial que dejo aquí que es el más sencillo y gráfico que he encontrado.

Si habéis comprado la versión Global de este Xiaomi Redmi 5 Plus, -que recomiendo encarecidamente para todo aquel que no quiera estar cambiando el sistema y quiera disponer de este smartphone-, o si le habéis puesto la ROM Global tendrá las aplicaciones de Google preinstaladas. Por ejemplo, la tienda de Google Play Store, Youtube, Maps, Gmail etc. Además de las propias de Xiaomi como, por ejemplo, contactos, calculadora, grabadora, brújula, mi drop, mi home, notas etc. Ninguna de las mencionadas se podrá borrar del dispositivo. Creo que son muchas aplicaciones, que seguramente no vayamos a utilizar y en mi opinión se deberían de poder desinstalar.

Si por el contrario tenéis la versión china, tendréis que descargaros en la tienda del fabricante, un instalador de las aplicaciones de Google que tendréis que ejecutar para instalar el paquete básico: la tienda Google Play y Servicios de Google

Xiaomi, en este modelo, al no tener botones, físicos ha decidido incorporar una botonera en la pantalla. De todas maneras, en las próximas actualizaciones, y ya disponible en la versión de desarrollador, se incorpora un sistema de gestos para interactuar sin necesidad de la botonera en pantalla.

Diseño y Materiales

En esta ocasión Xiaomi ha apostado por un diseño más innovador reduciendo de así sus márgenes y haciendo una pantalla bastante grande en un dispositivo de gama media como es este. En cuanto al diseño se refiere, no me recuerda a ningún otro de la marca salvo por los acabados y los materiales. Está fabricado de aleaciones de aluminio y tiene un cuerpo “unibody” por lo que no podrás retirar la batería ni desmontar el smartphone.

Tiene un peso de 180 gramos. Además, para tener una pantalla tan grande de 5.99 pulgadas, sus dimensiones son de 75.5 mm de largo x 158.5 mm de alto y 8.1 mm de grosor ** lo cual le sienta realmente bien a la mano. La superficie útil del smartphone se sitúa en el 77%. La pantalla es **LCD IPS con una resolución Full HD+ (1080 x 2160 líneas) y una densidad de pixeles por pulgada de 409. Personalmente me ha gustado el diseño y la pantalla que tiene, creo que se ve realmente bien y puede ser ideal para ver cualquier tipo de contenido multimedia. En cuanto al brillo se refiere, he notado alguna carencia al poner el modo automático. En mi opinión, necesitaría un poco más de intensidad cuando lo regula.

En la franja frontal del terminal está el altavoz de llamadas, junto a él, en la parte derecha, la cámara selfie y el LED de notificaciones de color Blanco. Al otro lado están el sensor de proximidad y el flash LED delantero. Como ya he mencionado anteriormente no tiene la típica botonera que casi todos los modelos Redmi han incluido hasta ahora.

En la zona trasera, situada en el centro está la cámara principal y justo debajo, hay un potente flash LED de dos tonalidades. En un principio me ha sorprendido que no hayan incorporado doble cámara, pero como luego os contaré, no creo que sea necesario. También tiene el sensor de huellas dactilares, que es rápido y preciso. Creo que todos los sensores de huellas que he probado en los Xiaomi han funcionado estupendamente, atreviéndome a decir, aunque sorprenda, que seguramente el que menos me haya gustado ha sido el ultrasónico que incorporaba el Xiaomi Mi5s, pero que aun así es un buen sensor.

En el lateral derecho está la típica botonera de subir/bajar volumen y el botón de bloqueo, fabricados en metal. En el lateral izquierdo puedes acceder a la bandejita de las tarjetas nano SIMs y micro SD. En la parte inferior hay una clavija micro USB centrada y a los laterales está el micrófono y el altavoz. Una cosa que me gustado es encontrar en el lateral superior, el Jack de audio de 3.5mm y un LED infrarrojos para poder utilizarlo de mando a distancia para otros dispositivos como televisores, aires acondicionados o equipos de sonido.

Potencia y Hardware

Este smartphone cuenta con un hardware muy equilibrado y es que monta uno de los procesadores más utilizados para smartphones de gama media. En concreto el procesador fabricado en 14nm, Qualcomm Snapdragon 625 de 8 núcleos de procesamiento y arquitectura Cortex-A53 a una velocidad de reloj de 2.0 GHz cada uno. Además, tiene una GPU** Adreno 506** acompañado de 3 GB de memoria RAM con 32GB de almacenamiento interno para la versión más económica. Si somos un poquito más exigentes existe también, la versión de 4GB de RAM y 64GB de almacenamiento por poco más 30 euros.

Para comprobar la potencia y el rendimiento del Smartphone he descargado la última versión de la aplicación “AnTuTu Benchmark” (versión 7) y el resultado que he obtenido ha sido de 76883 puntos. Para comprobar que no es solo un numero he realizado algunas pruebas de rendimiento con juegos online que requieren bastantes recursos y tengo que decir que la sensación que me ha dado es realmente buena. En ningún momento ha perdido eficacia ni he tenido caída de frames. Durante 35 minutos que he estado jugando ininterrumpidamente, la temperatura ha variado desde los **22.2ºC hasta los 30.6ºC **. Se podía apreciar la subida de la temperatura en la tapa del smartphone, pero no ha sido nada exagerado.

Al tratarse de un smartphone relativamente económico, no tendrá el mejor altavoz del mercado, pero creo que es de una calidad más que aceptable. Os dejo una imagen de los dB.

Cámara

Acostumbrados a ver ya las dobles cámaras en casi todos los smartphones, en esta ocasión tendremos que conformarnos con un único sensor de 12 megapíxeles. En concreto el Omnivision OV12A10 con una distancia focal 2.2. Parece que Xiaomi ha optado por este sensor en los terminales de gama media, ya que es el mismo que lleva el Mi A1, y el Redmi note 5 . El sensor de Omnivisión sufre muchísimo en condiciones de poca luminosidad con lo que el ruido es apreciable en escenas sombrías aunque también es cierto que consigue unos colores muy naturales sin ver un postprocesado exagerado que nos encontramos en otros sensores para resaltarlos.

Tiene un potente flash LED de doble tonalidad el cual ayudará a tomar mejores fotografías en condiciones de baja luminosidad. La cámara frontal es Omnivision OV5675 de 5 megapíxeles. También incorpora un pequeño flash, que iluminara tu rostro para conseguir unos selfies con las menos sombras posibles, pero no esperéis un flash deslumbrante.

La aplicación de la cámara es muy intuitiva e idéntica a todas las demás del fabricante. Tiene muchos modos de disparo, filtros y opciones con los que conseguir los mejores acabados. También cuenta con un modo de video Slow-motion y Time-lapse, para poder hacer videos a cámara lenta o a cámara super rápida. El smartphone graba con resolución 4K algo que se agradece en este rango de precios, pero por esa misma causa, no dispone de estabilizador óptico por lo que se nota bastante el movimiento en el video.

Os dejo unas capturas de la aplicación.

Fotos Técnicas

Para que veáis la calidad de las imágenes y podáis comparar con las cámaras de otros smartphones las fotografías técnicas, os dejo una serie de imágenes que he podido sacar a lo largo de estas semanas.

Para todos aquellos que queráis saber la manera de interpretar estas fotografías técnicas, os dejo por aquí una entrada al blog de Kimovil donde podréis leer unas breves explicaciones.

En mi opinión este Xiaomi Redmi 5 Plus saca fotografías acordes al precio del terminal. Con esto no quiero decir que sean malas, para mí el resultado ha sido satisfactorio. En muchas ocasiones me encuentro smartphones de este rango de precios que no conseguían acercarse a la calidad y la rapidez de esta cámara. No obstante, las fotografías no llegan a la calidad obtenida con los smartphones de precio más elevado.

En cuanto a la cámara selfie, está bien que tenga ese pequeño flash. Sin embargo, los resultados, no me han gustado, creo que le falta más nitidez.

Video 4K

Video Full HD

Conectividad

Este terminal tiene una conectividad casi completa y prácticamente no he echado en falta nada. Quiero detenerme en este punto y comentar que existe dos versiones de este Xiaomi Redmi 5 Plus, “la China” que es la que tengo yo y “la Global”. En cuanto a la conectividad se refiere, son prácticamente idénticos. Las bandas de frecuencia 4G LTE que tiene esta versión china son las siguientes: 1800, 1900, 2100, 2300, 2500, 2600, 850, 900 MHz. La única diferencia que tiene la versión Global es que dispone de la banda de 800 MHz y no la de 2500 MHz.

El Smartphone es Dual SIM por lo que podrás tener dos líneas de telefonía o una línea y la tarjeta microSD. Además, es compatible con llamadas VoLTE que se realizan través de la red de datos 4G de internet.

El Xiaomi Redmi 5 Plus puede conectarse a redes WiFi tradicionales de 2.4 GHz y a las redes de 5 GHz las cuales tienen menos dispositivos conectados y proporcionan una mejor conexión. No he tenido ningún problema de conexión y la velocidad en todo momento ha sido buena.

Cuenta con la versión de Bluetooth 4.2 LE de bajo consumo, y Radio FM. A pesar de que el fabricante ha empezado a suprimir el Jack de audio de 3.5mm en los dispositivos gama alta como por ejemplo en el Xiaomi Mi Mix 2 o el Xiaomi Mi 6, este dispositivo sigue manteniéndolo.

Una cosa que me encanta de los terminales de Xiaomi es que muchos de ellos tienen el LED de infrarrojos que permite utilizar el smartphone como mando a distancia. Sin embargo, echo en falta la tecnología NFC que permite realizar pagos con el smartphone en comercios o vincular todo tipo de dispositivos que utilicen la misma tecnología.

He estado probado el GPS con Google Maps y otras aplicaciones y el posicionamiento es bastante rápido y preciso.

Bateria

Un aspecto interesante de este Xiaomi Redmi 5 Plus es que cuenta con una batería de 4000 mAh. Muchos diréis que es una cantidad generosa, pero que muchos modelos tienen esta capacidad. Y es verdad no os equivocáis. Pero lo que me ha llamado más la atención es que al realizar la prueba de reproducción de videos de “Youtube” la duración ha sido bestial. No recuerdo ningún smartphone que haya tenido o probado y haya durado tanto la batería. Con un brillo de pantalla del 50% aproximadamente, la duración de reproducción ha sido de 15 horas y 50 minutos. También he hecho la prueba con el brillo al máximo y la duración se sitúa en 8 horas.

Como decía, tiene una buena autonomía a pesar de su gran pantalla, pudiéndolo haber utilizado durante dos días sin necesidad de cargarlo. Podrás jugar, ver videos, navegar y chatear sin miedo a quedarte sin batería. Me ha gustado mucho, pensaba que al tener esta pantalla y este hardware la batería iba a notarse y no iba sobrepasar el día y medio.

El fabricante no ha indicado si posee algún tipo de carga rápida. Los tiempos que he conseguido al cargar el smartphone con el cargador oficial son los siguientes: en 30 minutos ha cargado 30%, en 1 hora un 57%, en 1 hora y media un 82%, en 2 horas un 96% y la carga completa ha durado 2:20 horas. Un tiempo aceptable.

Resumiendo

Para acabar voy a realizar un breve resumen con los aspectos más significativos de este Xiaomi Redmi 5 Plus. En cuanto al diseño y estética he de decir que me gusta mucho este formato de pantalla 18:9 a pesar de no estar acostumbrado a pantallas tan grandes.

Monta un procesador Qualcomm Snapdragon 625 y 3 GB de memoria RAM que le aportan un equilibrio adecuado para poder desempeñar casi cualquier tarea. Para el modelo básico cuenta con 32GB de memoria interna, lo cual da mas que de sobra para poder almacenar una buena cantidad de archivos. Y por si esto fuera poco, es ampliable por microSD siempre y cuando no tengamos dos tarjetas nano SIM en el dispositivo.

En cuanto al sistema operativo, hay que tener cuidado de qué modelo se escoge para no tener que cambiarle la ROM y tener que añadirle la Global. Tiene Android 7.0 Nougat, bajo la típica capa de personalización tan característica MIUI 9.

Una cámara principal de 12 Mpx más que aceptable para sacar buenas fotografías. Además de una cámara selfie de 5 Mpx acompañado de un pequeño flash.

La conectividad es casi completa gracias a sus bandas de frecuencia y a su WiFi de calidad. Si escogemos la “versión China” no dispondremos de la banda de 800 MHz.

Cuenta también de entrada de audio para clavijas jack de 3.5mm, Bluetooth 4.2 LE y un posicionamiento GPS rápido y preciso.

La batería de 4000 mAh aguanta dos días de uso con mucha facilidad y su carga completa durará aproximadamente 2:20 horas.

Este teléfono que tiene un precio bajo hará las maravillas del usuario medio. No creo que haga falta gastarse más dinero en un smartphone con prestaciones similares. Me despido con un buen sabor de boca e ilusionado sabiendo que Xiaomi sigue en la línea correcta. Espero que el fabricante decida plantearse para próximos dispositivos de esta gama, la clavija USB type C y el NFC.

Lo Kibueno

  • Pantalla
  • Diseño
  • Duración de la batería

Lo Kimejorable

  • NFC
  • Calidad de fotos nocturnas
  • Cámara Selfie
Ver características y precios del Xiaomi Redmi 5 Plus en Kimovil.com