Unboxing

Bangood

Este Reloj inteligente de la marca Zeblaze lo adquirimos en Banggood a un precio de tan solo 21 euros. Queríamos probar el funcionamiento, ya que disponía de unas características interesantes, para ser un smartwatch tan económico. Por ello, y como todo el mundo podrá imaginar, las comparaciones que haré serán haciendo referencia a dispositivos con este rango de precios y no dispositivos de gamas más altas.

Personalmente desconocía que existiera esta marca, pero por lo que he podido buscar, cuentan con una gran variedad de productos de diferentes gamas de precio. Este modelo en concreto es el Zeblaze GTS en color negro, aunque está disponible con correas de goma intercambiables de varios colores.

Una vez acabada esta breve presentación, voy a comenzar explicando el desempaquetado de este reloj inteligente. Viene en una caja de cartón rígida en color negro, con la marca, el modelo y una imagen del reloj en la parte superior. En uno de los laterales, viene un código QR para la descarga de la aplicación para Android e iOS. En la tapa trasera viene de nuevo, la marca, el modelo, lo que incluye esta caja y la dirección empresarial del fabricante además de los sellos de reciclado y calidad europea.

Según he retirado la tapa, me he encontrado la pantalla del reloj, protegido con un buen acolchado. Debajo y en un lateral, estaba una “pinza cargador” de dos pines con el cable USB integrado de 30 cm de largo, una correa de goma negra de 20 mm intercambiable y una pequeña guía de inicio multi idioma entre los que se incluyen inglés y español.

Aparentemente viene con lo indispensable. Sin embargo, la guía de inicio rápido es bastante pequeña y poco útil. Creo que hubiera sido mejor, añadir un pequeño librito de más tamaño con indicaciones más claras. Tampoco me ha gustado encontrarme este tipo de cargador tipo pinza. Creo que podrían haber utilizado una pequeña base de plástico magnética para asegurar que lo estemos cargando.

SOFTWARE

En cuanto al software, un apartado imprescindible para la compra de cualquier smartwatch o dispositivo conectado. Es de vital importancia, y lo sé por propia experiencia, tener una buena aplicación en el smartphone que se pueda integrar con el sistema del reloj proporcionando una buena gestión de notificaciones entre otras cosas.

Este Zeblaze cuenta con un Sistema Operativo propio y cerrado, esto es, que no se le podrán instalar aplicaciones como otros dispositivos con Android Wear.

Aplicación "Da Fit"

La aplicación que con la que se vincula el smartwatch al dispositivo móvil es “Da FIT”. Es compatible con Android 4.4 o iOS 9.0 o superiores y está disponible en la tienda Google Play o App Store.

Haciendo uso de la conectividad Bluetooth 4.0 se vincula al smartphone, para así poder recibir las notificaciones y descargar todos los datos obtenidos en el reloj. Es muy fácil de utilizar e intuitiva, ya que la aplicación tiene 3 pestañas en las que haciendo “scroll” podrás ver toda la información. Desde mi punto de vista es más intuitiva y fácil de utilizar que la Mi Fit de Xiaomi.

Según instale la aplicación me sorprendió que no tuviera que registrarme en ella. Por una parte, está bien que no se requiera de una cuenta para poder utilizarlo, pero por otra, esto indica que es muy probable que la información solo se almacene en el smartphone que tengamos vinculado de forma local y en caso de cambiar de teléfono, la información, los registros de activad y las mediciones no se trasladarán al nuevo y se perderán.

En la primera pestaña, están todas las mediciones que realiza el Zeblaze GTS. Pinchando en cada uno de los apartados se puede ampliar la información que muestra. Por ejemplo, en la primera parte, me muestra los pasos que he hecho durante estos días que lo he llevado. Podemos seleccionar, la visualización del día, la semanal o la mensual.

Seguido encontramos la tarjeta de “sueño”, donde podremos ver los datos relacionados con la duración y la calidad del sueño. De la misma manera que en el caso anterior, podremos filtrar por día, semana y mes.

Si seguimos bajando, encontramos la tarjeta del “Ritmo cardiaco diario” en ella nos aparecerá las mediciones que realiza el smartwatch a lo largo del día. A diferencia de los dispositivos de Xiaomi, Amazfit etc, en la aplicación “Da Fit” no he sido capaz de encontrar la opción para desactivarlo.

También podemos encontrar varias tarjetas de “presión sanguínea” y “oxígeno en sangre”, donde nos mostrara la información de la misma manera que en los casos anteriores. En esta parte, no puedo afirmar ni desmentir que funcione correctamente ya que no dispongo de ningún otro dispositivo con el que pueda compararlo para asegurarme de que se aproxima a las mediciones correctas.

En la última tarjeta llamada “correr al aire libre”, se puede activar el modo entrenamiento con GPS. Esto es, a parte de tomar todas tus constantes en el entrenamiento, utilizará la señal GPS del smartphone para obtener el recorrido que realices y mostrar los puntos por los que has pasado.

En la segunda pestaña de la aplicación, veremos todo lo relacionado con la configuración del reloj Zeblaze. Desde aquí, podremos cambiar los fondos de pantalla, y crear el nuestro propio.

Podremos configurar las notificaciones que queremos recibir en el reloj, entre las que se diferencian las redes sociales de las del resto. Me hubiera gustado, que se pudieran personalizar las de otras aplicaciones, eligiendo por ejemplo las de los juegos que tengo instalados en mi smartphone.

Podremos poner alarmas, para que el reloj nos avise y configurar el formato de hora, el sistema métrico, el idioma y los recordatorios de movimiento y de beber agua entre otros.

En la tercera pestaña y última, es para configurar nuestro perfil y establecer el aviso de pasos. Además de tener algunos enlaces a la pagina web del fabricante con ayudas y soluciones de posibles errores.

Antes de finalizar con el apartado del software y su aplicación (Da Fit) me gustaría comentar y mostrar una pequeña comparativa con la Xiaomi Mi Band 5 y su app Mi Fit. De está manera podremos observar y comprobar si los datos que me ha proporcionado este Zeblaze GTS se aproximan a la realidad. Primeramente, me gustaría aclarar que he estado llevando el reloj y la pulsera al mismo tiempo y conectados al mismo smartphone por lo que las mediciones deberían de aproximarse mucho sino idénticas.

Zeblaze GTS (Da Fit) vs Xiaomi Mi Band 5 (Mi Fit)

Lo que habéis podido ver, las mediciones que realiza en el conteo de pasos por ejemplo distan mucho de asemejarse a los de la Xiaomi Mi Band 5. También muestra errores en el balance de sueño. Por último, y algo que me ha parecido sorprendente y que en el apartado de conectividad acabaré detallando es que como habréis visto, cuando hago un entrenamiento al aire libre utilizando la funcionalidad de GPS del smartphone, no consigue marcar el recorrido que realizo.

Diseño y Materiales

Me gustaría comenzar hablando del diseño y materiales de fabricación de este reloj Zeblaze GTS. Está fabricado en plástico. Seguramente este sea el aspecto que más llame la atención, ya que a pesar de recordarme al Amazfit BIP, tiene acabados más pobres y de peor calidad. Incluso en el botón se puede aprecia la mala calidad de los materiales.

La correa está fabricada con TPU de silicona con un acabado bastante agradable y que transmite una buena sensación, sobre todo a la hora de realizar actividades deportivas. Como ya he mencionado, estas correas son de 20 mm de ancho y son fácilmente intercambiables. Podrás encontrar una gran variedad de correas compatibles de colores muy fácilmente en tiendas como Aliexpress o Amazon.

La pastilla donde se encuentra la pantalla tiene unas dimensiones de 43mm de largo x 37 mm de ancho x 11 mm de grosor y un peso de 38 gramos. Su reducida pantalla IPS de 1.3 pulgadas y resolución 240x240 pixeles hacen que tenga unos marcos considerados. En uno de ellos, está escrita la marca del smartwacth en color plata.

Tiene un brillo regulable manualmente de 5 intensidades. Yo, lo he estado llevando al nivel 3 y se veía correctamente. Seguramente, cuando lleguen los días de verano haya que subir la intensidad para poder verlo a pleno sol.

En cuanto a la calidad de la pantalla, está claro que se trata de un reloj económico de menos de 25€ y no tiene muchísima definición, ni colores tan vivos e intensos, pero creo que cumple muy bien teniendo en cuenta su precio. Si optáis por las “esferas” por defecto, no se aprecia tanto la calidad de la pantalla por estar basadas sobre todo en colores negros y oscuros.

Otra cosa que me gustaría matizar, y aunque no sea de vital importancia, es que la pantalla no tiene una respuesta tan rápida como otros dispositivos a los que puedo estar acostumbrados.

Los laterales del reloj son donde más claramente podremos distinguir el plástico. En la parte derecha hay un único botón centrado con el que podremos activar o apagar la pantalla (también retroceder al menú anterior). En el otro lateral, hay una abertura que servirá a modo de altavoz. Como no he visto ninguna otra ranura, entiendo yo, que ahí también se integra el micrófono para llamadas.

Por la parte trasera de la pastilla, hay varias inscripciones indicando que es resistente al agua y que es un smartwatch pensado para el deporte. En concreto tiene certificación IP67, que indica que pude sumergirse 1 metro durante aproximadamente 30 minutos. Personalmente no lo recomendaría para nadar, a pesar de contar con dicho modo de deporte. No me inspira la suficiente confianza como para tenerlo mientras practicamos dicho deporte. Yo me duchado todos los días con él y no he tenido ningún problema al respecto.

En el centro está el sensor de ritmo cardiaco. Tiene un único LED de color verde que medirá dicho parámetro. Además, integra un sensor de oxígeno en sangre (02). No he podido verificar el correcto funcionamiento de este, ya que no dispongo de otro dispositivo capaz de realizar dicha función.

Haciendo comparaciones en diferentes circunstancias, con el sensor de ritmo cardiaco que incluye este Zeblaze GTS y el de una Xiaomi Mi Band 5, he notado que se aproxima mucho al resultado que indica el modelo de Xiaomi.

Potencia y Hardware

En cuanto al hardware que incorpora este smartwatch, es prácticamente un misterio. En la ficha del proveedor no indica que modelo de procesador o con qué tipo de características cuenta. Lo único que sabemos a ciencia cierta es que cuenta con un sensor de proximidad y acelerómetro, con el que, al levantar la muñeca, activaras la pantalla para poder visualizar la hora.

También cuenta con un micrófono y un altavoz para poder realizar llamadas o escuchar la música de tu smartphone. Para ello deberemos de hacer uso de la conectividad bluetooth ya que lo único que está claro, es que no cuenta con memoria de almacenamiento interna.

Conectividad

En cuanto a la conectividad, hay que recalcar que tiene un precio muy económico, pero que aun así, prácticamente tienen todo lo que un reloj de la competencia con precios más altos puede tener. Para empezar, me gustaría volver a mencionar, que este reloj es compatible con teléfonos con un sistema operativo superior a Android 4.4 o iOS 9.0 a través de un sistema de conexión Bluetooth 4.0. He visto en alguna web y tienda online, indican que cuenta con una versión superior, sin embargo, el fabricante lo deja muy claro en su ficha técnica del producto.

Como ya he comentado, cuenta con micrófono y altavoz, con lo que podremos realizar y responder llamadas a través del smartwatch utilizando la conectividad Bluetooth. En mi opinión, se escucha bastante alto, pero no consigue un buen sonido.

Se me olvidaba comentar, que a pesar de poderse realizarse llamadas, no se podrán contestar las notificaciones de "Whatsapp", "Facebook", "Telegram" desde el propio reloj.

No se le puede echar en cara, debido a su bajo precio, que no cuente con tecnología de datos 4G, ni conectividad WiFi ni tampoco chip de posicionamiento GPS ni chip NFC para realizar pagos como si de una tarjeta de crédito se tratase.

Mis sensaciones tras haber tenido este reloj durante un tiempo como sustituto a la pulsera cuantificadora Xiaomi Mi Band 5, es que creo que la conexión con el smartphone no es de tanta calidad o tan estable. En algunos casos, el smartwatch se ponía a comprobar si tenía notificaciones que mostrar en el reloj, lo que me hace pensar, que se había desconectado previamente.

Bateria

Este Zeblaze GTS tiene una capacidad de batería de 220 mAh, lo que hace que le proporcione una autonomía de 7 días según los datos del fabricante. Me ha sorprendido porque esto no suele ocurrir, cada vez que un fabricante especifica la duración de batería de su dispositivo suele indicar más tiempo del que realmente dura. En está ocasión y con el uso que yo le he dado, en el que no se han incluido llamadas, ni tampoco escuchar música a través del altavoz, me ha llegado a durar unos 7 días completos.

Como decía al inicio del artículo, el método de carga que utiliza es muy rudimentario y está basado en una pinza que se engancha con dos pines de carga al reloj. Al no tener ninguna parte magnética, hay que tener especialmente cuidado de colocarlo en la posición correcta. Porque puede pasar, que creamos que estamos cargando el smartwatch y esté mal conectado. Como decía, creo que hubiera sido buena idea añadir un pequeño imán para colocarlo en la posición correcta.

El tiempo de carga completa de este reloj conectado a un puerto USB de un ordenador ha sido de 2 horas. Seguramente si lo conectemos a un cargador estándar se pueda ver reducido el tiempo a 1 hora y media.

Por último, y algo que me ha parecido raro, es que en varias ocasiones parecía que no le quedaba batería al reloj, porque no respondía ante la pulsación del botón y al conectarlo a la corriente, se encendía la pantalla y me indicaba que seguía teniendo batería.

Resumiendo

Este es un reloj que intenta competir en el segmento bajo de este tipo de “wereables”. Incluye una pantalla IPS de 1,3 pulgadas con una resolución modesta de 240 x 240 pixeles y unos marcos bastante significativos. La respuesta táctil es bastante mejorable.

Un diseño muy similar al de otros relojes inteligentes muy famosos, sin embargo, tiene unos acabados en plástico que dejan una sensación de mala calidad del material. Algo que me ha gustado bastante es la facilidad de encontrar e intercambiar las correas de este reloj.

Un hardware que destaca por su resistencia al agua y al polvo (IP67) y a su altavoz y micrófono para poder realizar llamadas. No serán de mucha calidad, pero hay gente que valora esta característica positivamente.

En cuanto a la conectividad, me hubiera gustado que hubiera sido más estable. A pesar de tener Bluetooth 4.0, se nota que no hay una buena integración con la aplicación del smartphone. Es algo que me ha decepcionado bastante, ya que los datos que obtiene son poco precisos como he podido mostrar a lo largo del artículo.

Además, cuenta con una batería con la suficiente capacidad para finalizar la semana sin necesidad de tener que cargarlo con el sistema de pinza rudimentario.

Personalmente, y sobre todo según la utilización que yo le doy, creo que hay mejores opciones en el mercado sin superar este rango de precio. Yo recomiendo cualquiera de las dos últimas Xiaomi Mi Band, ya sea la versión 4 o la 5. Y si queréis un reloj similar a esté, podéis echar un vistazo al Amazfit BIT S que por poco dinero más ofrece un mejor resultado, aunque sin la función de llamada con la que cuenta este Zeblaze GTS

Si queréis resolver mas dudas o hablar con otros usuarios poseedores de este Zeblade, os dejamos enlace a un canal de telegram: https://t.me/ZeblazeGTS 

Lo Kibueno

  • Función llamada
  • Precio
  • Batería
  • Resistencia IP67

Lo Kimejorable

  • Respuesta táctil
  • Pinza de carga
  • APP poco precisa