Unboxing

Gearbest

Agradecemos a GearBest que nos haya ofrecido este Doogee Y6 Max 3D para realizar nuestra review.

La caja azul que lo contiene nos da pistas sobre el terminal, dando relevancia a la característica estrella de la pantalla 3D. Retiramos la tapa y nos encontramos con el Y6 Max 3D protegido por un suave plástico. En el nivel inferior, escondido por una bandeja de cartón, es donde descubrimos el gran kit de acompañamiento, todo un detalle por parte de Doogee.

Unos auriculares anti-nudos con mando, una funda de goma, un protector de pantalla, un pequeño paño de microfibras, un anillo/soporte de metal, una tarjeta adaptadora de nanoSIM… Además del cable microUSB y el cargador de conexión europea de 5V/2A con soporte para carga rápida. El Y6 Max 3D no podía venir mejor acompañado.

software

La particular pantalla de este dispositivo nos anticipaba que se incluirían aplicaciones dedicadas a explotar sus posibilidades tridimensionales en cuanto a contenido multimedia, pero lo que no esperábamos era una dedicación extra para ofrecer una experiencia Android personalizada.

Así pues, contamos con Android 6.0 Marshmallow con una capa de personalización de la mano de Doogee, a priori bastante ligera pero con unas cuantas modificaciones. La apariencia que viene de serie recuerda a iOS tanto en estética (diseño de iconos) como en disposición (todas las apps en el escritorio). Lo curioso es que se incluyen otros temas que se asemejan a lo que podemos encontrar en el TouchWiz de Samsung, o con aspectos de skeumorfismo que pegarían más en smartphones de principios de década.

La implementación de los servicios de Google es plena y se puede utilizar la Play Store sin problema. Además, vienen instaladas varias apps como YouTube, Gmail, Drive, Keep o Maps, que se añaden a la colección de aplicaciones habituales como Calculadora, Administrador de archivos, Grabadora de sonidos o Linterna.

También podemos encontrar una suite ofimática llamada WPS Office para tareas sencillas de redacción y hojas de cálculo, o Parallel Space, que “duplica” las aplicaciones disponibles para utilizar cuentas distintas a las que usamos habitualmente en Facebook, Snapchat o WhatsApp. En cuanto a las opciones 3D, se incluyen 3D Play y 3DPlayer, un par de apps prácticamente idénticas y que servirán para reproducir los contenidos de vídeo con efecto tridimensional.

Las opciones de personalización son bastante amplias más allá de poder cambiar los temas, pudiendo asignar acciones a teclas del dispositivo y también al lector de huellas incorporado. De esta forma, podremos tomar una fotografía mediante una pulsación larga en el lector a modo de disparador, reproducir música y cambiar de canción con sencillos toques, o bloquear el acceso a ciertas apps mediante la lectura de la huella dactilar.

Diseño y Materiales

El tamaño de la pantalla condiciona que el terminal tenga unas dimensiones que superan lo que solemos encontrarnos habitualmente en otros smartphones. De hecho, en este caso deberíamos referirnos a un phablet, un terreno en la frontera entre tablet y smartphone que se vuelve más difuso a medida que aparecen nuevas apuestas de grandes diagonales y marcos reducidos en el mercado.

Con 173 milímetros de alto, 89 de ancho, 9 de grosor, y 210 gramos de peso, podemos hablar de un terminal que entra dentro de la línea de los phablets más recientes y que se acerca mucho a las propuestas de tablets más pequeñas. Este tamaño, a pesar de todo, es bastante cómodo al usarlo como un smartphone tradicional gracias a su ligera curvatura trasera y la suavidad de sus acabados, aunque apetecerá más sostenerlo con ambas manos si vamos a consumir contenido audiovisual.

La gran protagonista es sin duda la pantalla Full HD 1080p de 6,5 pulgadas con tecnología 3D estereoscópica sin gafas. El panel es LCD IPS desarrollado por Sharp, cuenta con una densidad de 339 píxeles por pulgada y ocupa el 70% de la superficie del frontal del dispositivo. La resolución es más que correcta, pero debido al tamaño de la pantalla los píxeles se harán evidentes si miramos de cerca.

En líneas generales, la pantalla rinde estupendamente en cualquier situación. A plena luz del día, el brillo máximo permitirá una visibilidad relativamente buena, y en entornos con poca luz la luminosidad es correcta. Sí que advertimos un efecto de “bandas” o parpadeos que se verán al mover el terminal y que responden a la tecnología 3D que implementa, pero de todas formas no es algo que sea molesto.

Sobre la pantalla encontramos el marco superior, que contiene el altavoz conversacional, la cámara secundaria y un sensor de luminosidad, mientras que en el marco inferior se sitúan los botones de navegación capacitivos, con un sencillo cuadrado simbolizando el botón home al estilo de los iPhone de hace unos años.

El chasis es de aluminio pulido y biselado en la transición entre el frontal y la parte trasera del terminal. En el lateral izquierdo encontramos la bandeja de las tarjetas microSIM y microSD, y en el derecho están los botones de volumen y encendido/bloqueo, también de aluminio y con un recorrido correcto. En la parte superior se ubica el puerto mini jack de 3,5 mm, y el puerto microUSB se halla en la parte inferior, entre el altavoz y el micrófono.

La parte trasera es una prolongación del chasis, por lo que sigue siendo de aluminio. En el extremo superior, de forma centrada, están la cámara principal, un flash LED y el lector de huellas dactilares.

Potencia y Hardware

El procesador que mueve este phablet es un MediaTek MT6750 de ocho núcleos a 1,5 GHz, en compañía de una GPU Mali-T860, 3 GB de memoria RAM y 32 GB de almacenamiento ampliable a 128 GB. Con estos números, hemos obtenido 44.815 puntos en AnTuTu.

Hemos probado algunos de los juegos más exigentes para comprobar su desempeño y los resultados han sido regulares. Hay que admitir que el rendimiento ha sido bueno, con pocos parones y bajadas de tasa de frames en situaciones puntuales. Sin embargo, toda esta relativa fluidez es posible a costa de sacrificar la calidad gráfica, que es de baja calidad con texturas poco definidas y muchos dientes de sierra. Teniendo en cuenta el tamaño de la pantalla, la experiencia con juegos como Need For Speed No Limits o Asphalt 8 será menos satisfactoria que en otros dispositivos más potentes, e incluso en juegos como FIFA Mobile o Pokémon GO notaremos esa falta de calidad gráfica.

En el resto de tareas cotidianas, el rendimiento es impecable. Hemos reproducido vídeos (tanto normales como en 3D), usado apps de mensajería y redes sociales, mandado correos, recibido llamadas, navegado por webs y tomado algunas fotografías, y el salto entre unas y otras tareas ha sido fluido y sencillo. Cabe destacar que, en vista de multitarea con todas las apps abiertas, podremos saber cuánta memoria RAM se está utilizando en cada momento y tendremos la opción de cerrar todas de golpe para liberarla.

Para la reproducción de contenido en tres dimensiones, Doogee ha aplicado una tecnología ya conocida y popularizada gracias a la Nintendo 3DS: el 3D estereoscópico sin gafas. Para generar el efecto de la tridimensionalidad, la pantalla envía a cada ojo una imagen ligeramente distinta, que el cerebro se encarga de unir para simular la profundidad como si fuera real. Además, la cámara frontal se encarga de localizar exactamente dónde tenemos cada ojo para enviarles sus respectivas imágenes de una forma más acertada.

En el apartado sonoro, destacamos la inclusión de unos auriculares que, para venir de serie, tienen una calidad más que aceptable tanto en reproducción de sonido como en acabados. La reproducción desde el phablet es más limitada, con unos bajos casi inexistentes y un volumen no muy elevado, pero con la fortuna de que el sonido se emite nítido y sin apenas distorsiones.

Cámara

En el apartado fotográfico, la cámara principal cuenta con un sensor de 13 mpx fabricado por Samsung, una apertura de f/2.2 y tecnología PDAF de enfoque. En el papel, podríamos pensar que la cámara apunta maneras, pero nada más lejos de realidad.

En casi todas las situaciones, las fotografías que hemos obtenido han sido muy mediocres, con poca definición, colores planos, exposición irregular y lentitud tanto a la hora de enfocar como a la de disparar. El proceso resulta tedioso y desesperante si las condiciones de luz no son óptimas a plena luz. La gestión del HDR automático no asegura buenas tomas

Fotografías de día

Y6 Dia 4
Y6 Dia 3
Y6 Dia 2
Y6 Dia 1

En entornos interiores, con luz artificial o directamente alejados de fuentes de luz, el ruido hace acto de presencia de manera evidente, y por mucho que hemos intentado fotografiar moviendo la mano lo mínimo, no ha sido posible conseguir imágenes 100% definidas. En estos casos, el flash LED hace acto de presencia aunque su desempeño es irregular.

En las tomas nocturnas, curiosamente, hemos obtenido por lo general mejores resultados de lo esperado. Siempre que haya focos de luz cercanos y potentes, el ruido disminuirá a niveles poco molestos y se conseguirá salvar algo la imagen.

Fotografías interiores

flash on/off

Y6 Interior 3 Flash
Y6 Interior 3
Y6 Interior 2
Y6 Interior 2 Flash
Y6 Interior 1 Flash
Y6 Interior 1

Fotografías nocturnas

Y6 Noche 1
Y6 Noche 2
Y6 Noche 3
Y6 Noche 4

La cámara secundaria lleva un sensor de 5 mpx de Hynix, con un ángulo de 83º pensado para la captura de selfies. Para este cometido, viene de serie un modo belleza que suavizará ligeramente las facciones de la cara y los resultados serán correctos y sencillos, sin nada destacable.

Selfies

Y6 Selfie 1
Y6 Selfie 2

La app que viene de serie está inspirada en la de iOS, y carece de controles manuales a simple vista. En el apartado de ajustes, en cambio, es posible tocar parámetros como ISO, exposición o estabilizador de imagen. Además, se integran una serie de filtros y stickers básicos para retocar nuestras fotografías.

En cuanto al vídeo, sigue la senda del apartado fotográfico, con resultados medianamente aceptables únicamente con buena iluminación y con el dispositivo completamente quieto (algo complicado debido a sus dimensiones, si es que se quiere hacer a pulso).

Conectividad

Este terminal cuenta con conectividad 4G LTE cat6 con soporte para la banda 20 de 800 MHz disponible en territorio occidental. Además, viene con bluetooth 4.0, conexión Wi-Fi 802.11 b/g/n, geolocalización con GPS y A-GPS, bandeja para dos microSIM o una microSIM y una microSD (con posibilidad de ampliar la memoria con 128 GB extra), y radio FM.

Las pruebas realizadas para conocer el funcionamiento de la conexión Wi-Fi han sido satisfactorias. En un radio de 2 metros de distancia del router, la señal ha sido impecable. A unos 10 metros de distancia, y con varias paredes de por medio, el ruido se ha incrementado bastante pero hemos conseguido mantener la conexión estable.

Sin embargo, las pruebas con el GPS nos han dejado con muchas dudas. Habitualmente realizamos un recorrido con Google Maps utilizando el navegador y visualizamos los satélites disponibles. En este caso, en cambio, hemos realizado varios viajes y hemos probado más aplicaciones para asegurarnos de su funcionamiento. La conclusión es que hay un problema con la geolocalización, ya que tarda mucho en iniciarse, no se sitúa bien y pierde momentáneamente la conexión. Esperemos que sea un problema que se pueda solucionar a través de futuras actualizaciones del fabricante.

Bateria

La batería del Y6 Max 3D es de 4.300 mAh, una capacidad coherente con su tamaño y con el uso que le daremos. Superaremos el día de uso sin problema si utilizamos apps comunes de mensajería, sacamos alguna fotografía, revisamos el correo, realizamos un par de llamadas, leemos artículos en el navegador y echamos alguna partida esporádica a juegos sencillos.

Pero, aprovechando esta gran pantalla, querremos ver vídeos siempre que tengamos ocasión, por lo que el uso de la batería dependerá de si explotamos al máximo sus capacidades de reproducción multimedia u optamos por utilizarlo como un smartphone común. En este aspecto, la batería dura bastante menos, con alrededor de 5 horas de pantalla (varios capítulos de tu serie favorita). Por suerte, contamos con una carga rápida que devolverá a la vida a nuestro Doogee en poco más de hora y media.

Resumiendo

La pantalla con tecnología 3D es el gran valor añadido de este terminal, que cuenta con características más que correctas para el uso diario. No es muy potente, su cámara no es una maravilla, y el GPS no funciona como esperaríamos. No obstante, pensamos que está perfectamente diseñado para consumo multimedia, y tanto la pantalla como la batería lo corroboran. 

Además, la capa de personalización es bastante ligera y no demasiado intrusiva. Nos recuerda a otras propuestas ya existentes en el mercado, lo que le resta originalidad y frescura, pero es funcional, fácil de usar y fluida. Una opción asequible para quienes buscan un terminal con pantalla grande y sin complicaciones. 

Lo Kibueno

  • La pantalla 3D
  • Los 4.300 mAh de batería

Lo Kimejorable

  • La cámara
  • El GPS
Ver características y precios del Doogee Y6 Max 3D en Kimovil.com