Unboxing

Thumb 111755 Brands Medium

En esta ocasión tengo para testear y hacer la review del Koolnee K1, el primer smartphone del fabricante Koolnee. Intentare ser lo mas objetivo posible sabiendo que el terminal tiene un precio de salida realmente bajo y por lo tanto no se esperan grandes prestaciones, por lo tanto centraremos mas el análisis en la relación calidad-precio . De salida, si estáis buscando un smartphone de gama alta, este no es para vosotros.

El smartphone viene en una caja de cartón negra con la marca del fabricante escrita en la parte superior. En uno de los lados aparece el modelo, las especificaciones, los certificados de la Unión europea y los números IMEI. Según la abres está el Koolnee K1 y debajo, en una pequeña cajita, está el clip para sacar la bandeja SIM, un protector de pantalla de plástico, una funda de TPU transparente y una guía rápida en varios idiomas (nada de español). En el fondo de la caja está el cargador versión europea de 5V a 1A y el cable USB a microUSB de color rojo.

Por una parte, es un detalle y es de agradecer, que incorpore una funda y un protector de pantalla. De esta manera no tendrás que “volverte loco” para buscarlos en Ebay, Amazon o en tu tienda china de confianza. Puede ser muy difícil encontrar accesorios cuando la marca del smartphone no es muy conocida.

Me pregunto qué diferencia de precio hubiera habido en la fabricación del smartphone si hubieran incorporado USB Type C en vez de microUSB. Algunas otras marcas que fabrican smartphones de “gama de entrada” ya lo están implementando.

Software

El fabricante hace un importante hincapié en su página web sobre la versión del sistema operativo de Google. En este caso se trata de Android 7.0 Nougat con una capa de personalización muy ligera que no tiene cajón de aplicaciones, por lo que todas quedarán en la pantalla principal. Otra cosa que me ha llamado la atención ha sido que, al configurarlo en el idioma español, algunos de los submenús estaban en inglés. Sobre todo se tratan de ciertas aplicaciones que el fabricante a incorporado en el sistema.

Si soy sincero, por mi experiencia con este tipo de terminales, no creo que vaya a actualizar a Android 8.0, y habría que dar gracias si le llegan los parches de seguridad y las correcciones de errores.

El smartphone tiene las típicas aplicaciones de Google preinstaladas como la tienda de aplicaciones “Google Play”, Hangouts, Fotos, Chrome, Youtube, Drive y Gmail. El fabricante también ha incluido algunas más como un administrador de archivos, calculadora, calendario y un reconocimiento facial.

Quiero hablar sobre el reconocimiento facial que incluye el smartphone. Esta opción existe en Android desde mucho antes que lo sacara el “iPhone X”, simplemente había que perfeccionarlo. Android lo incluía en la versión “4.0 Ice Cream Sandwich” a finales del 2011. Pues bien, volviendo al tema, el reconocimiento facial del Koolnee K1 es bastante malo, tarda en desbloquearlo y con una fotografía puedes saltarte esta restricción. No aporta la seguridad que debería, y no creo que tendría que estar incluirlo como opción de desbloqueo.

Diseño y Materiales

El diseño de la pantalla de este Koolnee K1 recuerda mucho en el diseño al famoso Samsung Galaxy S8. La parte de atrás es metálica de unos colores brillante y un acabado realmente bonito. El terminal es “unibody” por lo que no le podrás extraer la batería.

Este smartphone tiene una pantalla IPS de 6.01 pulgadas fabricada por SHARP, y una resolución Full HD+ de 1080x2160 líneas con una pequeña curvatura. No es un móvil pequeño que se diga, pero aprovecha muchísimo los márgenes quedando una superficie útil del 80%. Las dimensiones son las siguientes: 74 mm de largo x 156.8 mm de alto y un grosor de 8.55 mm. El peso es de 219 gramos, que son 9 gramos más de lo que indica la propia página web del fabricante. A continuación, os dejare una imagen que lo demuestra. Creo que es un smartphone bastante pesado y grueso y que deberían de intentar mejorar para próximos modelos. Además, y esto es solo mi opinión de lo que veo, le han añadido un cristal muy grueso para poder redondear los bordes, de tal manera que de un aspecto de pantalla curva imitando a otros smartphones como el Samsung Galaxy S8 o el Xiaomi Mi Note 2.

En el frontal del terminal está el altavoz de llamadas, el cual se escucha correctamente. Al lado derecho esta la cámara selfie y en el lado izquierdo están los sensores, el sensor de proximidad y el de luz ambiente. Este Koolnee K1 no tiene LED de notificaciones. Hay gente que no le dara importancia , yo en cambio soy de esas personas que lo echa en falta cuando el smartphone no lo tiene. Creo que es muy útil poder configurarlo con un color para cada notificación y poder saber qué tipo de notificación tienes esperandote sin necesidad de encender el movil..

En el centro de la zona trasera, está la doble cámara en vertical y justo debajo un potente flash LED. Si seguimos bajando, está el lector de huellas dactilares. No me ha gustado mucho, he tenido que configurar varias huellas para que el desbloqueo fuera algo más rápido y preciso. En el lateral derecho está el botón de bloqueo y al otro lado está el botón de subir y bajar volumen. En el lateral superior, esta la bandeja para las targetas nano SIMs y/o la micro SD. En el lateral inferior esta la clavija micro USB, el altavoz y el jack de 3.5mm.

Potencia y Hardware

Este smartphone cuenta con un hardware “modesto” y común en gamas asequibles. Monta un procesador MediaTek MT6757 de 8 núcleos. Tiene una arquitectura ARM Cortex-A53 a una velocidad de reloj máxima de 1.5 GHz. Además, tiene una GPU Mali T-860 MP2 a una velocidad de 350MHz y 4GB de memoria RAM. Durante estos días, he notado ciertas carencias a la hora de realizar tareas exigentes, como jugar a algunos juegos online que requieren más potencia. En algunas ocasiones los pequeños retardos y la lenta respuesta del juego ha llegado a ser molesta. Sin embargo, para realizar acciones del día a día de muchos, como navegar y utilizar las redes sociales, este equipamiento es suficiente.

Este Koolnee K1 tienen 64GB de almacenamiento interno ampliable por micro SD hasta 128GB si fuera necesario, siempre y cuando no tenga dos nano SIMs en el mismo dispositivo. Es una cantidad de almacenamiento suficiente para cualquier dispositivo ya sea de gama alta o de gamas más asequibles como puede ser esta.

Antes de empezar a utilizar el smartphone he descargado la aplicación “AnTuTu Benchmark” y he realizado un test de rendimiento. De esta manera, y antes de haber instalado cualquier otra aplicación, he obtenido la máxima puntuación que se podría conseguir. El resultado ha sido de 44198.

Para comprobar el funcionamiento y el sobrecalentamiento del smartphone, he estado jugando unos 30 minutos ininterrumpidos. La subida de temperatura se podía apreciar considerablemente en la superficie de la pantalla y en la parte trasera a través de la funda de silicona. No he podido medir la temperatura porque no cuenta con dicho sensor, pero normalmente cuando se calienta tanto el móvil el consumo de batería aumenta considerablemente.

El altavoz tiene un volumen correcto. Os dejo una imagen para que veáis la potencia que es capaz de alcanzar.

Cámara

Este smartphone monta una doble cámara de 16 y 2 megapíxeles con un potente flash LED. El sensor principal es el Sony IMX135 Exmor RS que tiene un gran recorrido y que ha estado en antiguos smartphone de gama alta como los LG G3, los Samsung Galaxy S4 y Note 3 etc. Gracias a este doble sensor y al software que incorpora, podrás sacar fotografías con una mayor profundidad. De esta manera y utilizando las distancias focales de ambas cámaras, podrás conseguir ese desenfoque llamado “efecto Bokeh”.

La cámara frontal es de 8 megapíxeles, en concreto es un sensor GC5025.

En cuanto a la aplicación de la cámara, decir que es sencilla de utilizar, muy similar a muchas otras que podemos encontrar en otros dispositivos. Tiene diferentes modos de disparo como, por ejemplo, el efecto Bokeh (llamado SLR en este), HDR, panorámico, modo belleza y diferentes filtros con los que poder jugar y sacar fotografías con diferentes estilos.

Os dejaré por aquí abajo unas capturas de pantalla que he realizado en la aplicación de la cámara. Quiero comentar que cuando estaba probando las resoluciones del video, me ha dado un error y no podía utilizar la aplicación. Cerrando todas las aplicaciones y liberando memoria ha vuelto a funcionar.

Fotos Técnicas

En la web hay una nueva característica que permite comparar en las mismas condiciones las cámaras de los smartphones. De este modo se intenta determinar qué cámara consigue mejores resultados. En la siguiente entrada del blog de Kimovil podréis leer como se interpretar dichas fotografías.

Os dejo unas pocas fotos que he podido sacar en el tiempo que lo he tenido, además de las fotografías técnicas para que podáis comparar las cámaras con la de otros smartphones.

A pesar de utilizar el mismo sensor que otros smartphones de gama alta han tenido en su día, las lentes que utiliza son de muy mala calidad y el procesado de imagen tampoco es nada bueno. Además de tardar mucho en enfocar, no lo hace correctamente y las fotos que se obtienen son realmente malas. En condiciones de baja luminosidad al aparecer un foco de luz, la imagen queda borrosa y difuminada.

Cuando he estado utilizando el modo HDR, la imagen que ves a través de la pantalla hace cosas extrañas. Es como si el smartphone estaría buscando una gama de colores para poder interpretar la escena.

La cámara delantera tampoco se salva, los selfies que he sacado han salido borrosos. Aunque sea un smartphone de gama baja se espera un poco más de nitidez y calidad.

Video Full HD

Conectividad

En cuanto a conectividad se refiere, a este Koolnee K1 no se le puede pedir más. Cuenta con las principales bandas de frecuencia para el 4G, que son: 2100, 1800, 2600 y 800 MHz. Es un smartphone Dual SIM, sin embargo, la configuración que permite el dispositivo si tienes dos nano SIMs es que solo podrás utilizar una de ellas para los datos 4G y la otra para llamadas tradicionales GSM.

La velocidad del WiFi es correcta y ha funcionado como se esperaba. A pesar de que no incluir el protocolo IEEE 802.11ac, el smartphone se puede conectar a bandas de 5GHz de los routers WiFi. Teóricamente al haber un número menor dispositivos conectados a esta banda, la experiencia es mejor.

Como he mencionado antes tiene toma de jack de audio de 3.5mm. También dispone de conexión Bluetooth 4.0 que ha funcionado con total normalidad y Radio FM.

El GPS funciona bien, lo he estado probando con alguna aplicación y el posicionamiento es preciso. No he tenido ningún problema.

Bateria

En el apartado de la batería he de decir que me ha desilusionado, en parte es debido a que siendo un terminal tan grueso solo incorpora una batería de 3190 mAh.

A pesar de no tener un hardware super exigente, la gestión de recursos que hace el smartphone y el sistema operativo no está debidamente optimizada. He intentado que la batería aguante un uso razonable teniendo en cuenta la capacidad que posee, y no ha llegado a aguantar el día completo de uso.

He cargado el Koolnee K1 con el cargador oficial que venía en la caja de 5V a 1A y la carga completa ha durado 3:40 horas. ¡Verdaderamente muy lento! Los tiempos y los porcentajes de carga han sido los siguientes: en 30 minutos ha cargado 15%, en 1 hora ha cargado un 29%, en 1 hora y 30 minutos un 43%, en 2 horas un 56%, en 2 horas y 30 minutos un 72%, en 3 horas un 87%.

He intentado dejar una noche reproduciendo videos de “Youtube” con el brillo medio y sin entrar en modo ahorro de energía y no lo he conseguido. Sobre las 4 horas se quedaba sin batería. Lo mínimo que me he encontrado en otros smartphones han sido unas 6 horas y este no ha llegado.

Resumiendo

Este Koolnee K1 tiene un aspecto y un diseño atrevido, gracias a esa pantalla sin prácticamente marcos. Realmente es asombroso a la vista, sienta muy bien esa pantalla tan grande y tan bien aprovechada del 80% de la superficie útil. El smartphone es un poco grueso y tiene un peso considerable.

La versión del sistema operátivo es Android 7.0 Nougat, sin cajón de aplicaciones. Le falta la traducción de español de muchos submenús.

El procesador MediaTek MT6757 de 8 núcleos y 4 GB de memoria RAM que nos proporcionara un rendimiento que basta para navegar y utilizar las aplicaciones más corrientes, Instagram, Facebook, Twitter etc. Dispone de 64GB de almacenamiento interno ampliable por micro SD para poder guardar todo tipo de archivos.

Tanto la cámara principal como la selfie dejan mucho que desear. A pesar de tener un sensor principal doble de 16 y 2 Mpx y una cámara selfie de 8 Mpx, las fotos salen borrosas y no es capaz de identificar los colores. No me ha gustado nada.

Tiene una conectividad casi completa gracias a las bandas de frecuencia del 4G, su posicionamiento GPS y su WiFi. Además, tiene Bluetooth 4.0 y Radio FM.

La batería a pesar de ser de 3190 mAh no aguanta ni para un día de uso. El cargador tarda una “bestialidad” y la espera se hace interminable.

Creo que Koolnee debería de hacer un smartphone más equilibrado, no solo poner una buena pantalla con una conectividad correcta, sino mejorar la cámara fotografía, la batería y el tiempo de carga del terminal entre otras.

Lo Kibueno

  • Conectividad
  • 64GB de almacenamiento interno

Lo Kimejorable

  • Peso
  • Cámara principal y selfie
  • Batería y carga super lenta
Ver características y precios del Koolnee K1 en Kimovil.com