Unboxing

Thumb 6955 Brands Medium

Adquirimos esta pulsera el día 27 de junio en la tienda JoyBuy y el 11 de julio nos la han entregado. El precio final de compra tras aplicar el cupón descuento y comprar dos ha sido de 22 € cada una. Ofertas similares a esta lanzamos a diario en el canal de Telegram y en la sección de chollos de la página web.

Desde que salió las pulseras cuantificadoras de Xiaomi, las Mi Band, empezando por la 1 y la 1S han sido muchos los que han ido adquiriendo y renovando sus pulseras ya que son desde mi punto de vista un accesorio o “wereable” bastante útil y a un muy buen precio. Al final de la review, os comentaré si realmente ha merecido la pena el gasto que he hecho para la adquisición y el reemplazo de mi pulsera Xiaomi Mi Band 3.

A pesar de que en los diferentes medios o, incluso, yo mismo en este artículo hago referencia a esta pulsera con el nombre de Xiaomi Mi Band 4, con esta nueva versión Xiaomi ha cambiado ligeramente el nombre y la ha renombrado como Xiaomi SmartBand 4. Como ocurrió con su predecesora, en esta ocasión hay 3 versiones para la Xiaomi Mi Band 4.

  • La versión Global
  • La versión china (CN)
  • La versión china (CN) con NFC

Por ahora la versión con NFC no llegará de forma oficial ni será de utilidad fuera de la región de china. La que he adquirido yo ha sido la versión china, dado que no hay ninguna diferencia con respecto a la versión global, salvo la guía de usuario que se encuentra en chino en vez de ser multilenguaje.

Aunque actualmente las Xiaomi Mi Band 3 que se pueden adquirir en las tiendas oficiales de Xiaomi vienen en una caja grande de cartón idéntica en apariencia a este nuevo modelo, en un primer momento las cajas de las pasada generaciones eran pequeñas y cuadradas. Como decía esta Xiaomi Mi Band 4 viene en una caja de cartón grande con la correa de la pulsera y la pastilla ya montada. Viene la base de carga con un pequeño cable USB y la guía de instrucciones, en mi caso en chino al tratarse de esta versión. Sin embargo, poca gente lee la guía o los manuales por lo que no hay ningún problema.

SOFTWARE

La manera de conectar esta pulsera a vuestro smartphone es a través de la aplicación Mi Fit de Xiaomi que podréis encontrar en la tienda de aplicaciones Apple Store y Google Play Store.

Al tratarse de la Xiaomi Mi Band 4 versión china (CN) el idioma que viene por defecto es el chino. No obstante, no os asustéis. La primera vez que la vinculas y sincronizas los datos de la pulsera con tu cuenta de Mi Fit de tu smartphone, se te actualiza el “firmware” de la pulsera y se te pone en el idioma que tengas por defecto en tu smartphone.

Existen varias aplicaciones adicionales que puedes instalar en el smartphone y que permiten cambiar cierto funcionamiento de la Xiaomi Mi Band 4, sin embargo, no voy a hablar de ellas en este artículo. La oficial, como decía es la Mi Fit, que además permite vincular otros dispositivos como los relojes de Xiaomi, las zapatillas de “Running” de Xiaomi o la báscula inteligente de Xiaomi.

VINCULAR Y SINCRONIZACIÓN

Para poder sincronizar la Xiaomi Mi Band, deberéis descargaros en vuestro smartphone la aplicación Mi Fit de Xiaomi y registraros.

Para registraros, deberéis de seleccionar la ubicación, aceptar los términos y condiciones y seleccionar el modo de registro. Podréis hacerlo a través de la cuenta de Xiaomi con vuestro número de teléfono, con WeChat, Facebook, Google o con vuestro correo electrónico.

En cuanto estéis registrados, “Iniciáis sesión” con el método que estéis registrados. En mi caso y por la sencillez, utilizo la cuenta de Xiaomi.

Una vez dentro de la aplicación, activareis el Bluetooth de vuestro smartphone.

En la parte superior izquierda de la aplicación aparece un (+) donde al pulsar, nos llevará a los distintos dispositivos que podemos vincular con la aplicación. Tendremos que pulsar en “Pulsera” donde después de aceptar los términos comenzará a buscar dispositivos cercanos.

En cuanto el smartphone encuentre la Mi Band, esta vibrará un par de veces para que nos demos cuenta de que tenemos que confirmar el dispositivo. Se hace pulsando el botón de la Xiaomi Mi Band 4.

Una vez vinculada se descargarán las actualizaciones de “firmware” para la pulsera y se sincronizarán los datos de nuestra cuenta Mi Fit, como por ejemplo peso, altura, edad, lado de la muñeca en que vamos a llevar la pulsera etc.

Como he mencionado al principio, en este último paso se ajustará el idioma que por defecto tengamos en el smartphone en la Xiaomi Mi Band 4.

LA APLICACIÓN MI FIT

Recientemente, y me hace pensar que puede ser debido a esta nueva generación de Xiaomi Mi Band 4, ha habido una actualización importante en la aplicación Mi Fit. Aunque no han añadido prácticamente nuevas funcionalidades, han renovado la interfaz haciéndola mucho “más agradable”.

Para los que no conozcáis la aplicación podréis y deberéis de configurar los datos del usuario para una buena cuantificación de los parámetros medidos por la pulsera. Sería recomendable añadir el peso, altura, edad, sexo, e incluso en que mano llevamos la pulsera.

En la pantalla principal veremos los pasos realizados durante el día, las horas dormidas la noche anterior y un gráfico con los pasos realizados durante el último mes. Desde aquí, podremos acceder a nuestro perfil, donde veremos la batería que tenemos en la Mi Band o podremos configurar los dispositivos entre otras cosas.

La aplicación tiene un apartado para poder añadir “amigos” y poder ver su actividad, además de poderle enviar “zumbidos” y que le vibre la pulsera.

Algo que mucha gente desconoce es que desde la propia aplicación puedes vincularla a Google Fit para poder ver todos los resultados también con dicha aplicación.

Si en la aplicación presionamos sobre la pulsera, Mi Band 4, nos aparecerá de nuevo la batería restante y un nuevo menú de ajustes y personalización de la pulsera.

Entre otros, podremos configurar para que nuestro smartphone este desbloqueado si tenemos la Mi Band cerca gracias a la conexión Bluetooth, la configuración de llamadas entrantes o añadir alarmas. Yo recomiendo por su gran utilidad, activar para que se encienda la pantalla al levantar la muñeca, de esta manera solo con el gesto podremos ver la hora y las notificaciones.

Desde este menú, es recomendable configurar las notificaciones de las aplicaciones para que solo nos aparezcan las que nosotros deseamos. Deberemos de dar permisos al smartphone para acceder a ellas.

Podremos configurar “alertas de inactividad”, “recordatorios” o modos “No molestar” para la noche e incluso la ubicación para mostrar el tiempo en la Mi Band.

Desde aquí, podremos descargar y cambiar los “estilo de la pantalla” de la Mi Band. Se descargarán y se almacenarán en un apartado llamado “mis pantallas”. Estos estilos almacenados son los que también podremos ir alternando desde la pulsera.

Por último, también podremos iniciar actividades desde el “Etiquetado de acciones” donde la propia aplicación podrá utilizar el GPS del teléfono.

SOFTWARE DE LA PULSERA

Voy a pasar a hablaros de las opciones que tiene la pulsera. Para empezar, hay mucha gente que opta por ella para cuantificar sus datos de entrenamientos. Pues bien, por el momento cuenta con 6 modos de actividad o entrenamiento desde la propia pulsera.

  • Cinta de correr
  • Ejercicio tipo pesas
  • Natación
  • Ciclismo
  • Correr
  • Andar

Navegando a través del menú podremos ver, entre otros, el tiempo que va a hacer durante la semana.

También llegaremos al ajuste para medir la frecuencia cardiaca. Tarda aproximadamente 15 segundos en medirla. Yo personalmente, creo que es mejor utilizar esta función en el momento que deseemos a tenerla configurada (desde la app) para tomar las muestras durante todo el día ya que ahorraremos batería y además no creo que nadie quiera saber la frecuencia cardiaca que tiene cada 10 o 30 minutos.

Como decía, desde la propia pulsera podrás cambiar los estilos de la pantalla y personalizar a tu gusto. Por el momento, y no sé si esto se solucionará a través de una actualización o simplemente es debido a su escasa memoria, solo puedes almacenar un único estilo de pantalla descargado desde la aplicación.

Podrás leer las notificaciones que lleguen a tu teléfono (previamente configuradas) sin embargo no podrás contestarlas desde la pulsera. Podrás borrarlas o descartarlas presionando en el botón durante un par de segundos.

Todo lo anterior se podía hacer con la generación anterior de la Xiaomi Mi Band, sin embargo, algo que me ha parecido genial que hayan incorporado en esta nueva Xiaomi Mi Band 4 es que hayan añadido la posibilidad de subir y bajar el volumen de la música o que de la opción de saltar o retroceder la canción que estemos escuchando a través del smartphone.

Cambiar esferas a la Mi Band 4

Aunque en un primer momento salió una manera para cambiar las esferas o “watchfaces” reemplazando una de las que venían por defecto en la aplicación Mi Fit y renombrando el nombre del archivo “.bin”. Ahora es más sencillo que todo eso, gracias a una aplicación llamada MiBand4 – WatchFace for Xiaomi podremos instalarle cualquier esfera de una forma muy cómoda y sencilla. Me gustaría comentar que no es una aplicación oficial de Xiaomi.

  • Tan solo deberéis descargar la aplicación que os he mencionado, que esta disponible en Google Play.
  • Una vez dentro de la aplicación, elegid la esfera que mas os guste, y la instaláis pinchando en el botón que dice ”Install”.
  • A continuación, nos abrirá la aplicación Mi Fit, donde si nos dirigimos a “Mis Esferas” (dentro del perfil, en los ajustes de pantalla de la Mi Smart Band 4) debería de aparecer el nuevo estilo de reloj. No obstante, hay a veces que se queda pillado y hay que volver a entrar para ver la nueva esfera.
  • La elegís y la sincronizáis con la Mi Band 4.

Si por casualidad no encontráis la esfera que más os gusta, podéis descargaros el archivo binario (.bin) de páginas web como por ejemplo: Amazfitwatchfaces.com y añadirlas desde la parte inferior izquierda de la aplicación. Deberás de añadir un binario y la imagen para identificarlo, aunque puedes seleccionar cualquier imagen.

Diseño y Materiales

Esta Xiaomi Mi Band 4, sigue manteniendo la misma estética continuista que la pasada pulsera, y es más, sigue manteniendo la compatibilidad con las correas de la Xiaomi Mi Band 3. Una correa de silicona (poliuretano termoplástico) con cierre de plástico de 20 centímetros que se adapta perfectamente a la muñeca.

La pastilla de la pulsera está acabada principalmente con policarbonato de color negro. Las dimensiones de esta son: 71.7 mm de largo x 149.3 mm alto x 12.4 mm de grosor y un peso de 22.1 gramos.

La parte frontal está fabricada con un cristal templado con acabado 2.5D (laterales curvos) con un recubrimiento especial para evitar las huellas en pantalla. Tiene una pantalla de táctil tipo AMOLED a color de 0.95 pulgadas y una resolución de 240 x 120 pixeles con un brillo máximo de 400 nits.

De la misma manera que ocurría con su predecesora, esta tiene un botón táctil situado al final de la pantalla con el que podrás activar la pulsera, en caso de no tener el gesto de muñeca habilitado y que también servirá de para ir al menú anterior (botón de retroceso).

Sigue siendo una pulsera muy cómoda y ergonómica para el día a día gracias a su correa de goma. No obstante, y como me ocurría con la generación anterior, la Xiaomi Mi band 3, al haberse incrementado el tamaño y el grosor con respecto a la Xiaomi Mi Band 2, en contadas ocasiones y excepcionalmente debido a la posición que tomo al dormir y cuando hace más calor, me ha llegado a resultar un poco molesta, pero nada que tenga que preocuparnos. Ya digo, que seguiré utilizándola como mi “wereable” personal.

Algunos usuarios que somos poseedores de la Xiaomi Mi Band 3 hemos podido notar que, el brillo en condiciones de claridad era bastante escaso y malo. Además, pasado el tiempo, el panel se iba deteriorando y dejaba de lucir con tanta luminosidad. En esta ocasión la pantalla ha mejorado muchísimo y seguramente sea el paso más importante que ha dado hasta la fecha. Se ve especialmente bien gracias a ese incremento de brillo que tiene la nueva pantalla de la Xiaomi Mi Band 4 incluso debajo del sol del mediodía. El nivel de brillo se puede configurar desde los ajustes de la propia pulsera. Yo lo he estado llevando al nivel 4 o al 5.

Para las próximas generaciones de Xiaomi Mi Band, esperemos encontrar pantallas mejor aprovechadas con respecto al frontal de la pulsera con un posible sensor de luz ambiente. También me gustaría que intentasen reducir los tamaños de estas, ya que las primeras generaciones eran de unos tamaños más comedidos.

En la parte que queda tapada por la correa y la muñeca, tiene el sensor de frecuencia cardiaca PPG y dos pines para conectar el cargador.

En esta ocasión no han querido ir más allá y han mantenido la certificación de resistencia al agua de 5 ATM lo que nos aseguran que podremos sumergirla hasta un máximo de 50 metros de profundidad.

También cuenta con acelerómetro de 3 ejes, giroscopio de 3 ejes y sensor de proximidad capacitivo para poder interactuar con la pantalla.

En cuanto al hardware no hay mucho que podamos decir, no es muy relevante este apartado. Cuenta con una memoria RAM de 512KB y una memoria de almacenamiento de 16 MB no disponible para el usuario.

Conectividad

Como bien he dicho al inicio del artículo, hay tres versiones para la Mi Band 4.

  • La versión Global
  • La versión china (CN)
  • La versión china (CN) con NFC y asistente personal.

En cuanto a la conectividad entre la versión Global y la versión china no hay ninguna diferencia significativa.

La conexión con el smartphone se realiza a través de Bluetooth 5.0 LE de bajo consumo y como he mencionado en el apartado de software es muy sencillo de vincular al smartphone a través de la aplicación Mi Fit de Xiaomi que está disponible para iOS 9 o superior y Android 4.4 o superior.

La versión con chip NFC, solo será utilizable en china para el transporte público a modo de billete electrónico y para realizar pagos en comercios a través de dicha tecnología y Alipay. Aunque cabe destacar que la mayor parte de su población realizan los pagos a través de un código QR que genera la aplicación WeChat o AliPay. Además del NFC esta versión incluye compatible con el Asistente Personal de Xiaomi (exclusivamente en chino).

Esperemos que Xiaomi esté trabajando por traer esta versión al resto del mundo y que además los consorcios de transporte público opten por implementar el billete electrónico a través de cualquier terminal con chip NFC y no tener que seguir utilizando las molestas tarjetas NFC.

Otra cosa que me gustaría recordaros a todos los que tengáis un Smartphone de Xiaomi con MIUI, que deberéis de configurar la aplicación “Mi Fit” para que quede bloqueada y corriendo en segundo plano. Solo deberéis de abrir la aplicación y en el menú de aplicaciones de segundo plano, mantener pulsado para bloquearla con el candado.

Por último, me ha parecido conveniente probar, ha sido cuando tenemos un altavoz o unos auriculares inalámbricos conectados a un smartphone a ver si es posible controlar la música a través de la Mi Band 4. Pues la respuesta es sí, funciona perfectamente, podremos parar, subir o bajar el volumen e incluso saltar las canciones.

CONTROL DE LA MÚSICA

Bateria

Es un aspecto que siempre hemos de tener en cuenta, ya que muy probablemente no queramos estar día sí y día también cargando la batería. En este nuevo modelo han incrementado la batería y ha pasado de tener 110mAh que tenía la Xiaomi Mi Band 3 a una capacidad de 135mAh para el modelo sin NFC y 125mAh para el modelo con NFC.

Como ha estado ocurriendo con todos los modelos anteriores de la Xiaomi Mi Band, desde la primera hasta esta última, es un dispositivo que no tiene botón de apagado. Según datos de Xiaomi, han asegurado que la duración de la batería se sitúa en 20 días para la versión sin NFC y en 15 días para la versión con NFC.

Haciendo una pequeña estimación del uso que le he dado yo en estos días que la he llevado puesta, que básicamente se resume en:

  • Recibir las notificaciones más relevantes del teléfono, como por ejemplo en mi caso, aunque es muy sencillo de configurar desde la aplicación: “Whatsapp”, “Facebook”, “Instagram”, llamadas y notificaciones del juego Clash Royale.
  • Monitorización del sueño con el sensor de frecuencia cardiaca y contabilidad de los pasos durante el día.
  • Un par de días por semana, una actividad de correr en cinta durante 30 minutos.
  • Activar la pantalla cuando levantemos la muñeca.

En una semana, solo ha consumido 30% de la carga, por lo que el tiempo que calculo yo será de aproximadamente 20 o 22 días.

Para cargar esta pulsera, y de la misma forma que en pasadas ocasiones, deberéis de quitar la pastilla de la pulsera por la parte de arriba y conectarlo a la base de dos pines que incorpora quedando la pantalla hacia arriba.

El fabricante no recomienda utilizar un cargador mayor a 2A de intensidad. Y el tiempo total de carga es de 2 horas aproximadamente.

COMPARACIÓN CON MODELOS ANTERIORES

Modelo Mi band 4 Mi band 3 Mi band 2 Mi band 1S

Dimensiones:

18.7 x 46.6 x 12.2 mm

17.9 x 46.9 x 12 mm

15.7 x 40.3 x 10.5 mm

37 x 13.6 x 9.9 mm

Peso cápsula:

11 gr

9 gr

7 gr

5,5 gr

Peso total:

22.1 gr

20 gr

20 gr

16 gr

Pantalla:

Táctil AMOLED 0,95”

Táctil OLED 0,78”

OLED 0,42"

--

Batería:

125 mAh (NFC) / 135 mAh (sin NFC)

110 mAh

70 mAh

45 mAh

Sensores:

Acelerómetro 3 ejes, giroscopio 3 ejes y pulsómetro

Acelerómetro (ADI) y pulsómetro

Acelerómetro (ADI) y pulsómetro

Acelerómetro (ADI) y pulsómetro

Conectividad:

Bluetooth 5 LE y NFC**

Bluetooth 4.2 LE y NFC**

Bluetooth 4.2 BLE

Bluetooth 4.0

Resistencia agua:

5ATM (50 m)

5ATM (50 m)

IP67

IP67

Precio:

22€ ~ 39€

30€ ~ 35€

20€ ~ 25€

10€ ~ 15€

Resumiendo

Esta cuarta generación de la Xiaomi Mi Band 4 ha supuesto una mejora considerable a pesar de no haber prácticamente cambios en la estética y el diseño. El cambio más relevante ha sido la pantalla. No solo ha conseguido incorporar un panel AMOLED a color, sino que el brillo máximo ha sido la mejora que necesitaba esta pulsera.

Sigue manteniendo una batería espectacular de 125mAh que nos proporciona bastantes días de uso sin necesidad de pasar por un enchufe cada poco tiempo, como ocurre con muchos relojes inteligentes. Tanto esto como su precio fue lo que enamoró y lo que propició que fuera la pulsera cuantificadora más vendida del mundo.

Una conexión bluetooth mejorada gracias a la versión Bluetooth 5 LE de bajo consumo. Sin embargo, muchos usuarios esperábamos una versión con chip NFC para nuestro país que por el momento no llegará o no será útil para fuera del territorio chino.

Muchos de vosotros os preguntareis si realmente merece la pena pasar de una Xiaomi Mi Band 3 a una Xiaomi Mi Band 4. Pues bien, la respuesta es clara y sencilla: sí. Sin ninguna duda, los cambios introducidos harán que esta pulsera siga siendo un referente para el resto de los fabricantes.

Lo Kibueno

  • Pantalla a color con más brillo
  • Autonomía de batería
  • Precio
  • Compatibilidad con las correas Mi Band 3

Lo Kimejorable

  • Versión NFC no llega de manera Global
  • Más modos de entrenamiento
  • Ausencia de brillo automático